sábado, 5 de enero de 2019

Evangelio del Domingo 6 de Enero de 2019 "La epifanía del Señor"



La liturgia de la Iglesia durante todo este tiempo dedicado a la preparación de la celebración cristiana al nacimiento de Jesús (el Adviento) y al propio nacimiento del Niño Dios (la Navidad) ,  ha tenido y tiene en las lecturas escogidas para los evangelios a los dos evangelistas que narran especialmente acontecimientos en relación a este acontecimidento grande de la fe cristiana en Jesús, que de forma catequética lo van a expresar atendiendo precisamente a las características que las necesidades pastorales de las comunidades cristianas primigenias del siglo I  a las cuales se dirigen necesitan para el crecimiento de su fe en Jesús. Y justamente en este Domingo 6 de Enero es el evangelio de Mateo el escogido (evangelio que como ya en anteriores comentarios se señala que va dirigdo a comunidades cristianas de origen judío, que por lo tanto tienen un conocimiento del Antiguo Testamento y de las promesas proféticas en relación al Mesías que había de llegar, y es por lo cual el evangelista Mateo, suele hacer referencia a pasajes del Antiguo Testamento  que los relaciona con el cumplimiento de estas promesas proféticas en Jesús).

Tanto en el evangelio de Lucas como en el evangelio de Mateo ofrecen determinados acontecimientos del nacimiento de Jesús, que aún siendo solo estos dos evangelios  los que narran algunos de estos acontecimientos y algunos de estos hechos solo están en uno de los dos. Es el caso de los versículos del evangelio de este Domingo  referente a la ADORACIÓN DE LOS MAGOS DE ORIENTE  A JESÚS, que solo está en en evangelio de Mateo.
 Y es que tanto Lucas como Mateo van a recabar datos probablemente de origen oral en el entorno de la primitiva comunidad cristiana y que lo van a expresar de forma catequética en el contexto postpascual en los que fueron escritos los evangelios y por tanto con los recursos literarios adecuados con la función de transmitir la fe bajo la acción del Espíritu Santo. De tal forma que estamos ante narraciones donde la realidad de la fe en Jesús está asumida y creída, por lo tanto no podemos leerlas sin más desde una visión historicista o de una narración biográfica-histórica sin más.

Por tanto teniendo esto en cuenta, sin menoscabo de los hechos acaecidos en torno al nacimiento de Jesús y del acontecimiento grande que celebra el cristiano desde la fe, como es la inmensidad del Misterio de la Encarnación de Dios, de su irrupción en la historia humana de forma tan humilde como la de un recién nacido con toda la fragilidad y sencillez que ello significa realmente, para la realización de la salvación y la redención humana, como condición justa y necesaria por lo cual también  es solo desde el conocimiento en el Espíritu Santo cuando el creyente puede afirmarlo y darlo a conocer como Buena Noticia a la humanidad, que es precisamente lo que hacen los evangelios, y expresamente Mateo y Lucas cuando narran acontecimientos relativos al nacimiento de Jesús.


COMENTARIO AL EVANGELIO Mt 2,1-12

Los versículos del Evangelio de Mateo que nos presenta la liturgia de la Iglesia en los últimos días de celebración cristiana en relación al tiempo litúrgico de Navidad, son precisamente del evangelio de Mateo, anteriormente aludido en relación a las comunidades de origen judío a las que se dirige y por tanto con las características catequeticas y  literarias a la hora de transmitir el mensaje de fe y de los hechos acaecidos en torno al nacimiento de Jesús.
Sin entrar ahora en profundas reflexiones exegéticas en torno al origen de determinadas palabras de estos versículos de Mateo y su contexto cultural que darían pie a la escritura de más de un libro  que podemos encontrar en variada bibliográfica al respecto, sin embargo a modo de "granitos de arena" referidos en otros comentarios de otros Domingos, quisiera hacer referencia a los versículos de hoy donde Mateo narra la ADORACIÓN DE LOS MAGOS DE ORIENTE, relato que solo el evangelio de Mateo narra, y que teniendo en cuenta lo dicho en relación a estos evangelios.

Cuantos hechos sucederían en tiempos de Jesús e indudablemente en las primeros tiempos de Jesús niño de los cuales se hubieran sacado una enseñanza catequética para nuestra fe en Jesús. Algunos de estos hechos como los referidos a su nacimiento fueron escogidos y expresados catequéticamente y expresados singularmente para la comunidad cristiana a la que iban dirigidos como en este caso son los evangelios de Mateo y Lucas en relación a los tiempos del nacimiento de Jesús. Así es el caso de los versículos del evangelio de Mateo para este Domingo donde constata un hecho acaecido la ADORACIÓN DE LOS MAGOS DE ORIENTE.
A modo de comentario a estos versículos cabría señalar que Mateo habla de unos MAGOS, que en el contexto cultural de aquel tiempo tenían una connotación con SACERDOTES , SABIOS de oriente osea de origen no judíos, procedentes de otros pueblos y otras culturas.

Independientemente ahora de quienes eran exactamente o de cuántos eran o de su procedencia exacta porque el evangelista no los especifica tampoco sin embargo el evangelista Mateo los engloba con la información de que eran DE ORIENTE, con lo cual le va a servir a Mateo para expresar en estos versículos LA EPIFANÍA, la manifestación de Dios al MUNDO fuera del mundo judío, la Buena Noticia del nacimiento de Jesús, es la presentación de como Dios se hace presente en la humanidad a través de un Niño que nace en la humildad y en la fragilidad de un niño y los MAGOS DE ORIENTE van a ser motivo de ese reconocimiento a la humanidad y a todos los pueblos  "donde está el rey de los judíos que ha nacido" "hemos visto salir su estrella" "Venimos a adorarlo". Los MAGOS DE ORIENTE además traen ofrendas para el Niño Jesús, que el evangelista Mateo especifica: "ORO, INCIENSO Y MIRRA". Evidentemente el carácter del relato tiene una connotación catequética para las comunidades cristianas a las que se dirige, pues el reconocimiento de estos MAGOS DE ORIENTE, con sus regalos expresan una especial significación en el contexto de la cultura judía, como reconocimiento del Mesías esperado por el judaísmo, pues los regalos de oro, incienso y mirra representan unas categorías de SACERDOTE, PROFETA y REY que ofrecidos al Niño Jesús, connotan una confesión de fe.
Por tanto el evangelista Mateo presenta estos versículos con una intención catequética clara en dos aspectos fundamentales para la comunidad cristiana de origen judío a la que se dirige, donde se cumplen en Jesús con su nacimiento las promesas proféticas de la Sagrada Escritura como en esta cita que utiliza el evangelista aludiendo a la del profeta Miqueas 5,2: "Y tú Belén, tierra de Judá....de tí saldrá un jefe que pastoreará a mi pueblo Israel", donde se hace clara alusión al nacimiento del Mesías esperado proféticamente en Israel.

Al mismo tiempo los versículos del evangelista Mateo de la lectura del evangelio de este Domingo, tienen otra connotación clara con uno de los principales motivos de confrontación que va a tener Jesús posteriormente en su vida adulta en relación a la pregunta sobre ¿quien es Jesús?, y cual es el verdadero reino de Jesús. Y esto está latente, en la pregunta de los MAGOS DE ORIENTE "¿DONDE ESTÁ EL REY DE LOS JUDÍOS QUE HA NACIDO?"

Evidentemente delimitar aquí cuales son los elementos literarios propiamente catequéticos que introduce Mateo como confesión de fe en Jesús, y los elementos propiamente históricos del hecho de la adoración de los MAGOS DE ORIENTE a Jesús recien nacido "con María su madre". Este hecho que solo narra el evangelista Mateo, al igual que el evangelista Lucas narra de forma catequétca tambien otros en el contexto del nacimiento de Jesús que no aparecen en el Mateo, ni en ninguno más, porque como queda explicado, solo los evangelistas Mateo y Lucas narran acontecimientos relativos al nacimiento de Jesús, sin embargo todos ellos van a a complementarse en una misma labor evangelizadora y por tanto ANUNCIADORA DE LA BUENA NOTICIA DEL EVANGELIO que han sido realizados, no hay que olvidarse nunca, desde la experiencia y  fe postpascual  que brota de la presencia del Espíritu Santo.

Que con estos textos que ha venido eligiendo la liturgia de la Iglesia para celebrar el acontecimiento grande e inmenso del nacimiento del Niño Dios, con las lecturas de los evangelistas Mateo y Lucas,  y por tanto, reforzando nuestra fe cristiana de la acción divina y en la manifestación de Dios en Jesucristo como verdadero Dios y verdadero hombre base de toda la fe cristiana origninaria en Jesús, la de un Dios que nos ha salvado verdaderamente, que nos ha redimido en la muerte y resurrección de Cristo que nos ha donado el Espíritu Santo, y del cual su nacimiento, es condición "sine qua nom".
 Desde la lectura humilde del texto de hoy que nos presenta la liturgia con la adoración de los MAGOS DE ORIENTE a Jesús, nos sirva de reflexión de oración, de contemplación y dejándonos sorprender con estos versículos catequéticos del evangelista Mateo, adoremosle y seamos anunciadores en el mundo del Niño Jesús, del Niño Dios, pidamosle un CORAZON NUEVO como el de un niño,  para la conversión del corazón y que nos conmueva las necesidades del pobre y necesitado siendo así como San Francisco nos dijo en su oración INSTRUMENTOS PAZ Y BIEN Y AMOR.

Pedro García Pérez

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *