lunes, 24 de diciembre de 2018

Evangelio Nochebuena y Navidad



Sin entrar ahora en el porqué en la Iglesia católica celebramos el nacimiento de Jesús el 25 de Diciembre, nos centramos en este comentario en la cita del Evangelio que la liturgia de la Iglesia nos presenta a la hora de celebrar el acontecimiento grande del nacimiento de Jesús, la Navidad.


La liturgia de la Iglesia nos propone en el día de Navidad dos lecturas del Evangelio, una la Nochebuena (Lc 2,1-14), y otra en la mañana del día 25 (Jn 1,1-18).

Como queda dicho en los anteriores comentarios, aquí en estos versículos "a modo de preparar la celebración de la Navidad, del Nacimiento de Jesús desde la oración y la contemplación personal y comunitaria, precisamente desde esa humildad que refiere el Evangelio de Mateo y que pone en boca de Jesús cuando dice en el capítulo 11 de Mateo: Te doy gracias Padre porque has ocultado estas cosas a los sabios y entendidos y se las has revelado a las gentes sencillas"-


Desde esta disposición cristiana humilde que la lectura de estos versículos del nacimiento de Jesús en el Evangelio de Lucas nos presenta la liturgia de la Iglesia nos sirva para preparar nuestro corazón en la celebración de la Navidad, la del Niño Jesús, la del Niños Dios, acontecimiento sin el cual la obra de la salvación de Dios en la historia humana no se hubiera iniciado. Así la Pascua de la Navidad donde Dios se manifiesta haciéndose Niño, la podemos contemplar también en la Pascua de Salvación y redención humana que proclama la fe cristiana en su muerte y resurrección.
Que la celebración de la Navidad por tanto sea motivo de gozo y alegría. FELIZ NAVIDAD.
Pedro García Pérez

DONACIONES