viernes, 28 de diciembre de 2018

Evangelio del Domingo 30 de Diciembre de 2018

EVANGELIO DEL DOMINGO INFRAOCTAVA DE NAVIDAD DEL EVANGELIO DE LUCAS CAPÍTULO 2 VERSÍCUOS 41 AL 52 (Lc 2, 41-52). FIESTA DE LA SAGRADA FAMILIA.

Este primer Domingo despues del día de Navidad, la liturgia de la Iglesia elige para la lectura del Evangelio unos versículos de nuevo del Evangelio de Lucas para celebrar precisamente a la Familia de Jesús, como Sagrada Familia para enseñarnos a los cristianos que celebramos el gran acontecimiento de la Navidad, el nacimiento humilde de un Dios que se presenta desde la fragilidad de un recien nacido, el cual ahora justamente crece dentro de una familia, también humilde y desde las necesidades de cualquier familia que necesita trabajar y realizar los "deberes" que en su tiempo hacían muchas familas ir a Jerusalen por la fiesta de la Pascua. La familia de Jesús con María y José, aparece en estos versículos en unas circunstancias donde la GRACIA de Dios está presente en todo momento, La SAGRADA FAMILIA, sin dejar de relacionarse con la historia sencilla de una familia de su tiempo que sube a Jerusalen por Pascua, esta Pascua judía que conmemoraba como actualmente la salida del pueblo de Israel de Egipto y la Alianza Sinaítica realizada en tiempos de Moisés, que la vincula con la fe en Dios Unico y con los mandamientos que centraliza la Ley judía. Pues bien estos versículos del evangelio de Lucas nos presenta a la familia de Jesús, la SAGRADA FAMILIA, como un ejemplo en la que nos podemos fijar los cristianos, donde Dios centraliza su día a día, su quehacer diario no dejando de estar vinculado con la presencia del Espíritu Santo, y por tanto  estos versículos también son muestra de ello  en la vida de la familia y de Jesús también en su adolescencia por eso el evangelista especifica, cuando Jesús "cumplió doce años", mostrando así a Jesús en la mayoría de edad religiosa en Israel, Jesús continúa con esa labor dentro de la Historia de la Salvación bíblica, lleno de la GRACIA DE DIOS. Los versículos por tanto nos llevan como de la mano hacia la predicación publica de Jesús que señalarán todos los evangelios con su Bautismo por Juan. De este modo los textos de los Evangelios navideños no serán un punto y aparte en la HISTORIA DE SALVACIÓN, si no un punto y seguido que nos van a servir de preparación de alguna manera a los acontecimientos salvadores de la Redención de Cristo en su Misterio pascual de muerte y Resurrección, como hechos centrales del anuncio delos evangelios. LA NAVIDAD de Jesús y el Misterio Pascual de Cristo se enlazan en la fe cristiana como acontecimientos fundamentales y estos versículos del evangelista Lucas nos muestra ese desarrollo conntinuo de la presencia divina en la Sagrada Familia, en la vida histórica de Jesús, de María y de José como una continuidad  de los relatos de la Navidad.

Desde estas reflexiones los versículos de este Domingo de la Sagrada Familia, y a modo de "granitos de arena" como refería en los primeros comentarios a los evangelios dominicales, añado una reflexión breve en este texto del evangelio de Lucas, concretamentne haciendo alusión al Niño Jesús cuando el evangelista Lucas refiere que sus  padres lo  buscaban, tras la fiesta de la Pascua y ya se iban de vuelta pero no lo encuentran y por eso se volvieron para Jerusalen, hasta que "al tercer día" " lo hayaron en el templo entre los maestros ... haciéndoles preguntas.".
En este sentido, la lectura del Evangelio de Lucas utiliza esta expresión simbólica bíblica de "al rercer día" en este contexto del relato donde María y José buscan muy preocupados  y no encuentran al Niño Jesús tras la vuelta de la Pascua en Jerusalen. Un episodio que el evangelista aprovecha para expresar la presencia divina en el desarrollo histórico de la Sagrada Familia. "AL TERCER DÍA" , María y José encuentran al Niño Jesús, en el templo de Jerusalen, entre los maestros. Y un diálogo entre María y el Niño Jesús, ¿Porqué nos has tratado así?, le pregunta María, y Jesús responde "no sabíais que yo tenía que estar en las cosas de mi Padre".

Independientemente como pudo ser aquel hecho concreto en el que Jesús adolescente no aparece cuando María y José lo buscan iniciada la vuelta para Nazaret,  lo cierto es que Lucas lo expresa con una intención catequética sobre quien es Jesús, ya desde un principio y  con la expresión simbólica bíblica "al tercer día"  hace clara referencia al cumplimiento de la voluntad divina en el desarrollo histórico de Jesús de Nazaret hasta llegar al comienzo de su predicación pública como adulto precisamente con el Bautismo de Jesús tratado en otros comentarios del Adviento. "Al tercer día" lo encuentran en el templo. El número tres es un número símbólico bíblico que juntoa al número 7 , al número 10 y al 12 expresan algo completo, perfecto, integral. "al tercer día" , "tres veces" , son expresiones que nos podemos encontrar con cierta frecuencia tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento con ese sentido simbólico que lo representa. Así por ejemplo, en el Antiguo Testamento Dios daría sus mandamientos "al tercer día" (Ex 19,11),  o cuando el rey Salomón ofrece sacrificios y ofrendas de paz "tres veces" al año, o en el Nuevo Testamento cuando Pedro niega a Jesús "tres veces" antes de que cante el gallo (Lc 22,34), o Jesús resucita "al tercer día" (1ª Cor 15,4).

La intencionalidad catequética por tanto del evangelista es evidente en este relato propio del Nuevo Testamento donde se utilizan recursos literarios para dar testimonios de fe en Jesús. donde se mezclan los hechos históricos con la fe postpascual. Relato que solo aparece en el Evangelio de Lucas como ocurre en todos los relatos previos al Bauismo de Jesús donde solo el evangelio de Mateo contiene algunos de ellos.   Así, Lucas manifiesta la preencia de la GRACIA DE DIOS en el desarrollo de Jesús niño. Esta intencionalidad Q del evangelista incluídos los recursos literios simbólicos como expresiones de la fe en Jesús no tienen que ver nada con los llamados evangelios apócrifos donde en el siglo II y III aparecerán esritos haciendo referencias a la infancia de Jesús, sin base histórica y que la autoridad eclesiástica desde los primeros tiempos rechazaron como no auténticos de los cuales en los cuales no entramos ahora.

Los relatos de los Evangelios de Lucas y Mateo, previos al nacimiento de Jesús, el de su nacimiento, o como en en este relato de Lucas sobre su adolescencia tienen una inención catequética desde la experiencia postpascual apstólica y de la fuerza del Espíritu Santo. Desde aquí se pueden leer estos relatos recogidos por Lucas y Mateo muy probablemte de la tradición oral de la comunidad cristiana orignial primitiva y escritas catequéticamente por los dos evangelistas y donde algunos de relatos solo aparecen en uno de ellos.

Que al leer estos versículos del evangleio de Lucas , nos ayude a cada uno de nosotros a ser instrumentos de Paz, Alegría y Amor que la Sagrada Familia nos transmite, para todas nuestras familias. Que la escucha y la reflexión de estas citas del evangleio nos hagan actuar en nuestro entorno y en nuestras familias, a poner nuestras situaciones familiares en el ámbito de la Gracia de Dios, a pesar de nuestras diferencias, de nuestras meteduras de pata en el ámbito familiar, poniendonos en las "manos" de la Sagrada Familia que este Domingo nos presenta la Liturgia de la Iglesia como referente de amor y entrega a la voluntad de Dios, tomándola como referente sea cual sea nuestras situaciones familiares para que se puedan iluminar con la presencia del Espíritu Santo. Así pues Lucas nos presenta con este relato el ejemplo de la Sangrada Familia.

Pedro García Pérez

DONACIONES