viernes, 28 de diciembre de 2018

Evangelio del Domingo 30 de Diciembre de 2018

EVANGELIO DEL DOMINGO INFRAOCTAVA DE NAVIDAD DEL EVANGELIO DE LUCAS CAPÍTULO 2 VERSÍCUOS 41 AL 52 (Lc 2, 41-52). FIESTA DE LA SAGRADA FAMILIA.

Este primer Domingo despues del día de Navidad, la liturgia de la Iglesia elige para la lectura del Evangelio unos versículos de nuevo del Evangelio de Lucas para celebrar precisamente a la Familia de Jesús, como Sagrada Familia para enseñarnos a los cristianos que celebramos el gran acontecimiento de la Navidad, el nacimiento humilde de un Dios que se presenta desde la fragilidad de un recien nacido, el cual ahora justamente crece dentro de una familia, también humilde y desde las necesidades de cualquier familia que necesita trabajar y realizar los "deberes" que en su tiempo hacían muchas familas ir a Jerusalen por la fiesta de la Pascua. La familia de Jesús con María y José, aparece en estos versículos en unas circunstancias donde la GRACIA de Dios está presente en todo momento, La SAGRADA FAMILIA, sin dejar de relacionarse con la historia sencilla de una familia de su tiempo que sube a Jerusalen por Pascua, esta Pascua judía que conmemoraba como actualmente la salida del pueblo de Israel de Egipto y la Alianza Sinaítica realizada en tiempos de Moisés, que la vincula con la fe en Dios Unico y con los mandamientos que centraliza la Ley judía. Pues bien estos versículos del evangelio de Lucas nos presenta a la familia de Jesús, la SAGRADA FAMILIA, como un ejemplo en la que nos podemos fijar los cristianos, donde Dios centraliza su día a día, su quehacer diario no dejando de estar vinculado con la presencia del Espíritu Santo, y por tanto  estos versículos también son muestra de ello  en la vida de la familia y de Jesús también en su adolescencia por eso el evangelista especifica, cuando Jesús "cumplió doce años", mostrando así a Jesús en la mayoría de edad religiosa en Israel, Jesús continúa con esa labor dentro de la Historia de la Salvación bíblica, lleno de la GRACIA DE DIOS. Los versículos por tanto nos llevan como de la mano hacia la predicación publica de Jesús que señalarán todos los evangelios con su Bautismo por Juan. De este modo los textos de los Evangelios navideños no serán un punto y aparte en la HISTORIA DE SALVACIÓN, si no un punto y seguido que nos van a servir de preparación de alguna manera a los acontecimientos salvadores de la Redención de Cristo en su Misterio pascual de muerte y Resurrección, como hechos centrales del anuncio delos evangelios. LA NAVIDAD de Jesús y el Misterio Pascual de Cristo se enlazan en la fe cristiana como acontecimientos fundamentales y estos versículos del evangelista Lucas nos muestra ese desarrollo conntinuo de la presencia divina en la Sagrada Familia, en la vida histórica de Jesús, de María y de José como una continuidad  de los relatos de la Navidad.

Desde estas reflexiones los versículos de este Domingo de la Sagrada Familia, y a modo de "granitos de arena" como refería en los primeros comentarios a los evangelios dominicales, añado una reflexión breve en este texto del evangelio de Lucas, concretamentne haciendo alusión al Niño Jesús cuando el evangelista Lucas refiere que sus  padres lo  buscaban, tras la fiesta de la Pascua y ya se iban de vuelta pero no lo encuentran y por eso se volvieron para Jerusalen, hasta que "al tercer día" " lo hayaron en el templo entre los maestros ... haciéndoles preguntas.".
En este sentido, la lectura del Evangelio de Lucas utiliza esta expresión simbólica bíblica de "al rercer día" en este contexto del relato donde María y José buscan muy preocupados  y no encuentran al Niño Jesús tras la vuelta de la Pascua en Jerusalen. Un episodio que el evangelista aprovecha para expresar la presencia divina en el desarrollo histórico de la Sagrada Familia. "AL TERCER DÍA" , María y José encuentran al Niño Jesús, en el templo de Jerusalen, entre los maestros. Y un diálogo entre María y el Niño Jesús, ¿Porqué nos has tratado así?, le pregunta María, y Jesús responde "no sabíais que yo tenía que estar en las cosas de mi Padre".

Independientemente como pudo ser aquel hecho concreto en el que Jesús adolescente no aparece cuando María y José lo buscan iniciada la vuelta para Nazaret,  lo cierto es que Lucas lo expresa con una intención catequética sobre quien es Jesús, ya desde un principio y  con la expresión simbólica bíblica "al tercer día"  hace clara referencia al cumplimiento de la voluntad divina en el desarrollo histórico de Jesús de Nazaret hasta llegar al comienzo de su predicación pública como adulto precisamente con el Bautismo de Jesús tratado en otros comentarios del Adviento. "Al tercer día" lo encuentran en el templo. El número tres es un número símbólico bíblico que juntoa al número 7 , al número 10 y al 12 expresan algo completo, perfecto, integral. "al tercer día" , "tres veces" , son expresiones que nos podemos encontrar con cierta frecuencia tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento con ese sentido simbólico que lo representa. Así por ejemplo, en el Antiguo Testamento Dios daría sus mandamientos "al tercer día" (Ex 19,11),  o cuando el rey Salomón ofrece sacrificios y ofrendas de paz "tres veces" al año, o en el Nuevo Testamento cuando Pedro niega a Jesús "tres veces" antes de que cante el gallo (Lc 22,34), o Jesús resucita "al tercer día" (1ª Cor 15,4).

La intencionalidad catequética por tanto del evangelista es evidente en este relato propio del Nuevo Testamento donde se utilizan recursos literarios para dar testimonios de fe en Jesús. donde se mezclan los hechos históricos con la fe postpascual. Relato que solo aparece en el Evangelio de Lucas como ocurre en todos los relatos previos al Bauismo de Jesús donde solo el evangelio de Mateo contiene algunos de ellos.   Así, Lucas manifiesta la preencia de la GRACIA DE DIOS en el desarrollo de Jesús niño. Esta intencionalidad Q del evangelista incluídos los recursos literios simbólicos como expresiones de la fe en Jesús no tienen que ver nada con los llamados evangelios apócrifos donde en el siglo II y III aparecerán esritos haciendo referencias a la infancia de Jesús, sin base histórica y que la autoridad eclesiástica desde los primeros tiempos rechazaron como no auténticos de los cuales en los cuales no entramos ahora.

Los relatos de los Evangelios de Lucas y Mateo, previos al nacimiento de Jesús, el de su nacimiento, o como en en este relato de Lucas sobre su adolescencia tienen una inención catequética desde la experiencia postpascual apstólica y de la fuerza del Espíritu Santo. Desde aquí se pueden leer estos relatos recogidos por Lucas y Mateo muy probablemte de la tradición oral de la comunidad cristiana orignial primitiva y escritas catequéticamente por los dos evangelistas y donde algunos de relatos solo aparecen en uno de ellos.

Que al leer estos versículos del evangleio de Lucas , nos ayude a cada uno de nosotros a ser instrumentos de Paz, Alegría y Amor que la Sagrada Familia nos transmite, para todas nuestras familias. Que la escucha y la reflexión de estas citas del evangleio nos hagan actuar en nuestro entorno y en nuestras familias, a poner nuestras situaciones familiares en el ámbito de la Gracia de Dios, a pesar de nuestras diferencias, de nuestras meteduras de pata en el ámbito familiar, poniendonos en las "manos" de la Sagrada Familia que este Domingo nos presenta la Liturgia de la Iglesia como referente de amor y entrega a la voluntad de Dios, tomándola como referente sea cual sea nuestras situaciones familiares para que se puedan iluminar con la presencia del Espíritu Santo. Así pues Lucas nos presenta con este relato el ejemplo de la Sangrada Familia.

Pedro García Pérez

lunes, 24 de diciembre de 2018

Evangelio Nochebuena y Navidad



Sin entrar ahora en el porqué en la Iglesia católica celebramos el nacimiento de Jesús el 25 de Diciembre, nos centramos en este comentario en la cita del Evangelio que la liturgia de la Iglesia nos presenta a la hora de celebrar el acontecimiento grande del nacimiento de Jesús, la Navidad.


La liturgia de la Iglesia nos propone en el día de Navidad dos lecturas del Evangelio, una la Nochebuena (Lc 2,1-14), y otra en la mañana del día 25 (Jn 1,1-18).

Como queda dicho en los anteriores comentarios, aquí en estos versículos "a modo de preparar la celebración de la Navidad, del Nacimiento de Jesús desde la oración y la contemplación personal y comunitaria, precisamente desde esa humildad que refiere el Evangelio de Mateo y que pone en boca de Jesús cuando dice en el capítulo 11 de Mateo: Te doy gracias Padre porque has ocultado estas cosas a los sabios y entendidos y se las has revelado a las gentes sencillas"-


Desde esta disposición cristiana humilde que la lectura de estos versículos del nacimiento de Jesús en el Evangelio de Lucas nos presenta la liturgia de la Iglesia nos sirva para preparar nuestro corazón en la celebración de la Navidad, la del Niño Jesús, la del Niños Dios, acontecimiento sin el cual la obra de la salvación de Dios en la historia humana no se hubiera iniciado. Así la Pascua de la Navidad donde Dios se manifiesta haciéndose Niño, la podemos contemplar también en la Pascua de Salvación y redención humana que proclama la fe cristiana en su muerte y resurrección.
Que la celebración de la Navidad por tanto sea motivo de gozo y alegría. FELIZ NAVIDAD.
Pedro García Pérez

sábado, 22 de diciembre de 2018

Evangelio del Domingo 23 de Diciembre de 2018



El Evangelio de Lucas en sus primeros capítulos referidos en los anteriores comentarios, la liturgia de la Iglesia nos prepara a la celebración del nacimiento de Jesús.

Si en los Domingos de Adviento anteriores el capítulo tercero de Lucas nos mostraba a Juan el Bautista preparando el camino al Señor justo antes de la predicación pública de Jesús aludiendo a ese Bautismo del Espíritu Santo con el que Jesús bautizará, siendo así que nos va anunciando una preparación de conversión de nuestro corazón.

Ahora próximo a la Navidad a la celebración grande del Nacimiento de Jesús el cristiano, muestra su fe en el cumplimiento de la promesas divinas de la Historia de salvación bíblica realizada en Jesús como encarnación de Dios.


Esta realidad que desde la fe cristiana proclamamos al mundo con el nacimiento de Jesús, desde la liturgia de la Iglesia ahora en este IV Domingo de Adviento, el capítulo 1 de Lucas nos prepara a la Navidad, anunciando unos hechos que preceden al nacimiento, como son justamente estos versículos propuestos por la ligurgia, los versículos del 39 al 45 del capítulo .lleva en su seno, en cuanto a la acción del Espíritu Santo, en la presencia misma del Espíritu Santo en la naturaleza humana.



Así en estos versículos del evangelista Lucas quiere enseñarnos que la presencia del Espíritu Santo llena todos estos acontecimientos de María aludiendo en este caso a la visita que le hace María embarazada de Jesús a su prima Isabel embaraza de Juan el Bautista: "En cuanto tu saludo llegó a mis oídos, la criatura saltó de alegría en mi vientre", "Quien soy yo para que me visite la madre de mi Señor", "bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientrre". Estas palabras de Isabel esposa de Zacarías, preparan la Navidad en la presencia del Espíritu Santo.

Estos acontecimientos que el evangelista Lucas nos presenta en el capítulo 1, no están en los otros evangelios. El evangelista Lucas toma datos, recopila acontecimientos sobre los primeros hechos de María y hace una CONFESIÓN DE FE en los escritos del capítulo primero utilizando unos recursos literarios para ello que nos lleva a adentrarnos en una verdad plena de sentido desde el reconocimiento postpascual de la fe en Jesús, con el Espíritu Santo, de su muerte y resurrección, que es desde donde escribe Lucas todos estos acontecimientos.

La acción del Espíritu Santo, por tanto se presenta como clave en todo lo que nos transmite Lucas en estos versículos.

Hagamos con estos versículos que nos propone la Iglesia, un tiempo de oración, de silencio, de contemplación y adentrmonos en los misterios de salvación de la fe cristiana, sin entrar en profundidades exegéticas ahora, desde la esperanza cierta de la salvación en la presencia del Espítitu Santo y celebremos contemplando el nacimiento de Jesús, con amor y alegría.

Pedro García Pérez

sábado, 15 de diciembre de 2018

Evangelio del Domingo 16 de Diciembre de 2018


Continua la litugia de la Iglesia en este tercer Domingo de Adviento eligiendo al evangelista San Lucas en su capítulo tercero siguiendo a los del Domingo anterior como preparación para el cristiano el acontecimiento grande del nacimiento de Jesús, la Navidad, por tanto sirva el comentario introductorio del Domingo pasado a los versículos del capítulo tercero.

Así en Lc 3,10-18 continuación practicamente de los versículos del Domingo anterior, donde Juan el Bautista está anunciando un acontecimiento muy próximo en el contexto del Bautismo de conversión  para el perdón de los pecados que lleva consigo una preparación. Juan el Bautista es el personaje por el cual el evangelista Lucas prepara el Bautismo de Jesús como el precursor de Jesús. 

Por tanto los versículos de este Domingo invitan como en Domingos anteriores a la preparación para un acontecimiento muy próximo y donde San Juan Bautista anuncia un cambio para lo cual va bautizando a todos aquellos que quieren prepararse al nuevo tiempo que se aproxima. De ahí que aparezcan en estos versículos distintos colectivos del pueblo que PREGUNTAN a Juan el Bautista ¿QUÉ HAN DE HACER? para prepararse a ese acontecimiento inminente que anuncia Juan el Bautista. Los colectivos del pueblo que preguntan: el pueblo en general, los publicanos (considerados pecadores pues eran cobradores de impuestos para Roma por lo que solían enriquecerse cobrando más de lo debido), soldados. Unos colectivos de los que el evangelista Lucas se vale para proponer los objetivos de la conversión que Juan el Bautista proclama para el perdón de los pecados a modo de preparar el camino a quien a de venir definitivamente. Así Juan el Bautista antes de señalar personalmente a Jesús como el auténtico Mesías esperado, los está incitando a un cambio sincero de acción y actitud ante el PRÓJIMO, conectando así toda la preparación con los primeros mandamientos de Dios de "amar a Dios sobre todo y al prójimo como a uno mismo".


La conversión, la preparación a un tiempo nuevo se vincula expresamente con la JUSTICIA con la denuncia profética realizada desde antiguo por los profetas como Isaías, Amós, entre otros, con el sentido humwaniario ante los pobres, necesitados y más débiles, ante la extorsión de los más poderosos. De ahí que la respuesta que da Juan para esta convesión y esta preparación se centra en el prójimo preparando con el Bautismo que está realizando un cambio de actitud, llamando a eliminar la injusticia en las relaciones humanas: COMPARTIR, AMAR son palabras que preparan los nuevos tiempos.



Por eso en estos versículos y antes de confesar expresamente a Jesús con el Bautismo de Jesús en los versículos siguientes, en este tercer Domingo de Adviento la liturgia de la Iglesia nos sigue llamando a la preparación a PREPARAR el CAMINO del SEÑOR, siendo así que en estos versículos anteriores al Bautismo de Jesús, JUAN EL BAUTISTA se declara como es aquél que le está preparandoa el camino al que ha de llegar de forma inminente: "al que no soy digno ni de desatarle las sandalias" , que traerá un BAUTISMO CON "ESPÍRITU SANTO", "EL OS BAUTIZARÁ CON ESPÍRITU SANTO Y FUEGO".

Asi es el mensaje de hoy
para el tercer Domingo de Adviento,
PREPARSE PARA EL QUE VIENE

ya muy próximo. Este hecho en el contexto de los acontecimientos históricos previos a la predicación pública de Jesús, nos ayuda a prepararnos al acontecimiento grande del nacimiento de Jesús, a la Navidad de Jesús a un Dios que asume la humanidad en la debilidad de un Niño, el Niño Dios. Por eso en estos versículos del evangelista Lucas nos invita a preparnos vinculados a un cambio de actitud ante cualquier injusticia humana especialmente con los más débiles, con el prójimo y ahondar en una actitud de misericordia y amor con el pobre y necesitado.

Esto nos ayudará verdaderamente al cristiano a celebrar el Nacimiento de Jesús, la Navidad.

 Pedro García Pérez

sábado, 8 de diciembre de 2018

Evangelio del Domingo 9 de Diciembre de 2018



La liturgia de la Iglesia nos presenta en este segundo Domingo de Adviento unos versículos del Evangelio de Lucas. Nos vamos adentrando al meridiano de estos días días de preparación antes de la Navidad. Previa a esta lectura del segundo Domingo de Adviento la Iglesia nos ha puesto a modo tambien de preparación a la Navidad el Misterio de la Inmaculada Concepción de María sin la cual tampoco hubiese sido posible el nacimiento del Niño Dios ni la  Redención que nuestra fe proclama en el Misterio Pascual de Cristo.

 Esto es La Iglesia nos ha presentado que la intervención de Dios en la Concepción de María la preservó de todo pecado original del que para los cristianos y la Palabra de Dios bíblica entiende que nacen todos los seres humanos. Es decir La Inmaculada Concepción de María es Dogma en la Iglesia oficialmente desde 1854 pero ya mucho antes el pueblo llano cristiano tenía en general esta consideración sobre María, la de una Concepción Inmaculada, hasta que un fraile y teólogo franciscano Duns Scoto en el siglo XIII ya lo reafirmó teologicamente considerando que la redención de Cristo actuó en la Concepción de su madre en su misma Concepción a modo "retroactivo" por decirlo de forma sintética, preservandola de todo pecado original. Es una cuestión de fe desde luego, pero ya en el pueblo cristiano se tenía por verdadero y fue confirmado de forma ya dogmática en la Iglesia católica en el siglo XIX por el Papa Pío IX. Sin entrar en los detalles de un análisis teológico más profundo para aclarar bíblicamente la intervención de Dios en María y considerar indudablemente una predisposición de María como elegida por Dios para ser Madre de Jesús, y por consiguiente  Madre del Redentor, como proclaman todas las confesiones cristianas, pero sin ahondar en este Misterio de la intervención de Dios en la Concepción de María sí la consideramos en este tiempo de Adviento como colaboradora necesaria en el plan salvador de Dios, y por tanto del nacimiento de Jesús. Así pues  en este comentario nos adentraremos en la lectura del segundo Domingo de Adviento donde seguimos preparándonos a la Navidad. sirva esta fiesta previa de la Iglesia  de la Inmaculada para ahondar en este Misterio de la Encarnación y del Naciminto de Jesús.

Una palabra clave resuena en estos días en las lecturas de Adviento: "PREPARARSE". Si el Domingo pasado primero de Adviento esta palabra estaba situada  en un contexto previo ante un cambio, ante la llegada de unos tiempos nuevos, situandola previo a la Pasión, muerte y Resurrección del Señor tomando el Evangelio de Lucas. En esta ocasió del segundo Domingo de Adviento esta palabra de "PREPARAR o PREPARAD" la liturgia de la Iglesia también lo toma del evangelio de Lucas, haciendo alusión a los pasos previos a la predicación de Jesús como es su Bautismo por Juan el Bautista.

Así pues la Iglesia toma en este segundo Domingo de Adviento  unos versículos que están en el contexto del Bautismo de Jesús y que es fuente común en los tres evangelios sinópticos de Mateo, Marcos y Lucas presentando una idea clara la de PREPARAR LA LLEGADA DE JESÚS. Los tres evangelios sinópticos añadiendo algunas aclaraciones o hechos que no son comunes en los tres aunque sí está presente en los tres el acontecimiento del Bautismo de Jesús como un acontnecimiento principal antes de su predicación.



En este caso de la lectura de este Domingo segundo de Adviento  el evangelista Lucas en estos versículos del 1 al 6 del capítulo 3, nos transmite  la idea de PREPARARSE ante la llegada de Jesús, en este caso será el acontecimiento previo a la predicación pública de Jesús. Ello no es óbice para que esta lectura nos sirva en plena preparación a la Navidad del nacimiento Jesús por dos motivos claros, en primer lugar porque no podemos desligar el acontecimiento grande e inmenso del Nacimieto del Niño Dios con el acontecimiento crucial de la Redención de Cristo y del envío del Espíritu Santo como realización de todas las promesas. El Adviento como preparación a la Navidad es un paso "sine qua nom" a la preparación del acontecimiento fundamental de la fe cristiana donde el Amor de Dios realizado en la Encarnación y  donde Dios asume la naturaleza humana sin dejar de ser divina se hace amor extremo en su muerte y Resurrección base del envío del  Espíritu Santo haciendonos partícipes de su vida divina. Así una palabra clave resuenan en estos días de Adviento en las lecturas para los cristianos que quieren prepararse "PREPARAOS".  Si el Domingo I de Adviento nos invitaba a prepararse ante UN CAMBIO cierto, a estar alerta para ello. En este Domingo nos invita a "PREPARAR los caminos del Señor", aludiendo al profeta antiguo ISAÍAS. Así lo prometido llega lo prometido se cumple. Dios cumple su promesa, anunciada a través de los tiempos. El evangelista Lucas al igual que hacen los otros dos evangelios sinòpticos aluden al profeta Isaías para señalar el cumplimiento de las promesas de un Jesús que llega a cumplir lo prometido, el "Reino de Dios está cerca" y es necesario PREPARARSE.

Así encontremos el sentido de esta cita del Evangelio de LucaS en el contexto del Adviento donde nos encontramos a modo de preparación cristiana sin olvidarnos de todo la realidad redentora por lo que la  litúrgica de la Iglesia realiza en  el Año litúrgico que comienza en el Adviento y termina en Pentecostés.

Con esta conciencia de un todo realizado celebremos con gozo cada una de nuestras fiestas cristianas que nos invitan a estar alerta y a vivir como hijos de Dios redimidos y renacidos del Espíritu Santo que tanto nombramos precisamente tambien en Navidad.

COMENTARIO AL EVANGELIO DE LUCAS CAPITULO 3 VERSÍCULOS DEL 1 AL 6 (Lc 3,1-6)



Estos versículos del capítulo 3 del evangelio de Lucas donde Juan el Bautista anuncia la llegada de Jesús, aunque  aún no lo nombre, pero sí alude a la profecía del profeta antiguo Isaías donde éste hace referencia a la llegada del Mesías prometido en el pueblo judío con las palabras de "PREPARAD EL CAMINO DEL SEÑOR ALLANAD SUS SENDEROS....", y donde Lucas en los posteriores versículos a los que en esta lectura se presentan, al igual que hacen los otros dos evangelios sinópticos refieren la presencia de Jesús en su Bautismo en el Jordán por Juan el Baustista donde lo anuncia explícitamente.

Por tanto la PREPARACIÓN se convierte en esta lectura del Evangelio de Lucas en un anuncio de fe en Jesús, y por consiguiente en un motivo para que la Iglesia nos proponga esta lectura para PREPARARSE  a tan inmenso acontecimiento la del nacimiento de Jesús donde el cristiano reafirma su fe en un Dios que asume la historia humana y que la redime. Asi en estos versículos de Lucas nos hace reflexionar en estos días precisamente previos a la Navidad, que en Jesús se van cumpliendo las promesas de salvación de Dios, donde el nacimiento de Jesús no es un hecho aislado sino que es inicio de una preparación a la cual el cristiano tendrá siempre que estar preparado para los distintos acontecimientos de la historia y de su vida. La historia de salvación bíblica que se proclama en el NUEVO TESTAMENTO como definitiva,  en los acontecimientos salvadores de Jesús desde su Encarnación, nacimiento, vida, muerte y resurreción y como no tambien en la intervención de Dios en la Concepción de María predisponiendola ya desde su origen a ser Madre de Dios, son acontecimientos que forman parte de un todo acontecido para lo cual la Iglesia nos invita siempre a estar preparados.

Así con estos versículos del evangelista Lucas la Iglesia nos ayuda a predisponernos a celebrar el nacimiento de Jesús sin dejar de atisbar el horizonte redentor de Jesús " Y toda carne verá la salvación de Dios" al que alude el profeta Isaías.



En estos versículos de hoy concretamente el evangelista Lucas quiere situar estos acontecimientos en su auténtico contexto histórico para que la comunidad cristiana fuera de Israel a la que va dirigida este evangelio no olvide encuadrarlo en los tiempos históricos a los cuales alude : Año decimoquinto del emperador Tiberio, del gobernador Pilato, de los tetrarcas (reyes puestos por los romanos) como son Herodes, Filipos, Lisanio, de la autoridad religiosa judía representada por los Sumos sacerdotes Anás y Caifás. Así los acontecimientos de fe están inmersos en la historia humana en el acontecer histórico de los siglos y las referencias que el evangelista expone nos deja constancia de ello.

Así pues el Adviento nos sigue invitando a reflexionar con las palabras claves de la PREPARACIÓN, de estar en la ESPERA en una ESPERANZA cierta a la que el cristiano está invitado a ser instrumento y anunciadores de la Buena Noticia del Evangelio en nuestro día a día en la historia humana en el acontecer diario. Anunciadores así desde la misma Navidad de Dios.

En este Domingo segundo de Adviento  utilizando las palabras del profeta Isaias que escoge San Juan Bautista para anunciar esa llegada de Jesús: "PREPARAD EL CAMINO DEL SEÑOR". Esto es preparemosle una POSADA, PREPAREMOSLE UN VESTIDO, PREPAREMOSLE UN ALIMENTO en el desvalido de hoy día. Así seguro que estaremos preparando la Navidad.

Pedro García Pérez

sábado, 1 de diciembre de 2018

Evangelio del Domingo 2 de Diciembre de 2018

PRIMER DOMINGO DE ADVIENTO 2018

Si la semana pasada, la liturgia de la Iglesia nos proponia las características del Reino de Dios que trae Jesús a través del Evangelio de Juan haciendonos ver un Dios Amor hasta el extremo y por tanto un Reino de Dios desde el servicio al hermano necesitado como eje central de la HISTORIA DE LA SALVACIÓN realizada en la redención de Jesucristo, en su muerte y Resurrección. 

Ahora justamente la Iglesia a través de este período de ADVIENTO, nos anuncia una llegada de un Nacimiento, sin el cual la HISTORIA DE LA SALVACIÓN proclamada en el Nuevo Testamento no se hubiera producido. La Iglesia nos anuncia la llegada del Redentor, de un Dios que salva desde la HISTORIA HUMANA, del nacimeinto de Jesús, para lo cual hay que prepararse. 

El ADVIENTO es este periodo de cuatro semanas que nos propone la Iglesia al cristiano a modo de reflexión, de preparación a través de oraciones y lecturas que nos llama a convertir nuestro corazón de piedra en un corazón de carne", a reflexionar en la palabra y encontrar su profundo mensaje, a interpretarlo a la luz del Espíritu Santo.

Es el anuncio precisamente de que ese Reino de Dios está cerca, de que ese Reino de Dios es posible, de que ese Reino de Dios tiene Nombre en un Dios que actúa en la historia humana y que actúa como Historia de Salvación, un Nombre llamado Jesús ("Dios salva"), un "Dios con nosotros".

Este Reino de Dios está cerca y lo anuncia la Iglesia conmemorando el Nacimieto de Jesús. El Reino de Dios está cerca y no es el Reino de los reinos de la tierra en el contexto de aquella pregunta que le hizo Pilato a Jesús, presentado en el Evangelio de Juan el Domingo pasado, poniendo en boca de Jesús justamente que su "Reino no es de este mundo". Evidentemente en aquel contexto el "mundo" tiene unas connotaciones negativas, donde habita la codicia, la envidia, la ambición, el odio No es este evidentemente el ámbito del Reino de Dios donde Jesús reina. 

La Iglesia en este periodo de Adviento nos anuncia con el Nacimiento de Jesús, que el Reino de Dios está cerca, y que actúa en el mundo para transformarlo, para restaurarlo, para cambiarlo porque se anuncia así, un "cielo nuevo y una tierra nueva" posible, donde "cielo y tierra se abrazan". Así un "mundo nuevo" es posible, un "mundo nuevo" es realizable en "este mundo". Con el nacimiento de Jesús prepara la Iglesia a anunciar un "mundo nuevo" donde habita el Reinado de Dios, donde reina Jesús, donde "la justicia y la paz se besan", donde reina la paz y el amor de Dios, donde se proclama "unos cielos nuevos y una tierra nueva un periodo que llamamos ADVIENTO (Venida, llegada) de cuatro semanas, para que el cristiano vaya sopesandolo, reflexionandolo, orando, viviendo en su entorno más cercano y más lejano viviendo este Espíritu de la Iglesia, como anunciadores y miembros de ella. Seamos pues, anunciadores alegres de esta Buena Noticia, la del Evangelio que se realiza en la Pascua redentora de Jesus con su muerte y Resurrección y que se inicia en esta PASCUA en esa Encarnación de Dios en la humanidad, haciendose Niño desde la más asombrosa humildad divina. 

Para esta preparación de la Navidad la Liturgia de la Iglesia nos propone estas cuatro semanas del ADVIENTO, comenzando este PRIMER DOMINGO DE ADVIENTO, con unas citas del CAPÍTULO 21 DEL EVANGELIO DE LUCAS. (Lc 21, 35-28. 34-36)

El Evangelio de Lucas es uno de los tres Evangelios sinopticos junto a Mateo y Marcos y que por lo tanto tienen una misma estructura catequética y paralelismos que indican una misma fuente tradicional oral y probablemente escrita. Un Evangelio el de Lucas cuya composición no se ponen de acuerdo los autores pero en cualquier caso en el siglo I sobre el año 60 al 80. Es un Evangelio escrito a cristianos de comunidades nuevas surgidas fueras de Israel. Según parece acompañó a San Pablo y es autor de Hechos de los Apóstoles según escribe en el comienzo de este libro como "segunda parte de su Evangelio".

COMENTARIO AL EVANGELIO DE LUCAS CAPÍTULO 21, 25-28. 34-36)

Son estos versículos del Evangelio de Lucas que junto a los de Marcos y Mateo, una clara alusión a la irrupción de irrupción de unos TIEMPOS NUEVOS, y como es corriente en los géneros apocalipticos llenos de símbolos que nos quieren expresar un CAMBIO. 

LLegado el ADVIENTO justamente que quiere prepararnos para un acontecimiento principal en la HISTORIA DE LA SALVACIÓN que el cristiano proclama como es la llegada, el nacimiento de Jesús, esto es la Encarnación, la acción de Dios en la historia humana habitando entre nosotros, tomando nuestra propia condicion humana sin dejar de ser divina el Niño Jesús.  La lectura nos quiere preparar dándonos a entender que todo cambio como va a ser la llegada de unos "cielos nuevos" y una "tierra nueva" como refería en los párrafos introductorios, necesariamente alterarán este "mundo" para su conversión. El Reino de Dios que proclama el Nuevo Testamento en muchas citas con recursos metafóricos: "singos en el sol, la luna, las estrellas", "estruendo del mar..." "potencias del cielo sacudidas" "angustias...", "vendrá el Hijo del Hombre sobre las nubes...." , " entonces levantad se acerca vuestra liberación...". 


Con estos sígnos y símbolos el evangelista Lucas al igual que hace Mateo y Marcos nos quiere expresar esa llegada definitiva del Reino de Dios, para lo cual nos propone que estemos preparados. Nos propone así prepararse a la venida de un cambio que "alterará" los cielos y la tierra. Un anuncio de que el "Reino de Dios" se realizará que Jesús tendrá la definitiva victoria. Es el Reino de Dios nacido de la Redención ya realizada con su muerte y resurrección. Es la revelación de la salvación escatológica en ese "ya pero todavía no". En esa esperanza cristiana en esa llegada continua de unos cielos nuevos y una tierra nueva para lo cual hay que estar preparados.

Así pues la lectura del capítulo 21 del evangelio de Lucas realizada en este contexto de Adviento, nos insta a PREPARARNOS simpre de la llegada de un Dios que viene que asume la humanidad en el Niño Jesús, y nos propone ser anunciadores de esa Pascua ya realizada en Jesús siendo instrumentos de Paz y Amor en el mundo, curando heridas en medio del dolor humano, anunciando así unos cielos nuevos y una tierra nueva siendo instrumentos escatológicos del Reino de Jesús.

Pedro García Pérez

sábado, 24 de noviembre de 2018

Evangelio del Domingo 25 de Noviembre de 2018

El calendario litúrgico de la Iglesia nos prepara en este Domingo 25 de Noviembre al Tiempo Tiempo previo a la Navidad, esto al Adviento, prsentando a Jesucristo como REY. Y tiene una clara intención catequética para toda la Iglesia, dandole este título a Jesús para precisamente denotar la realidad de un Dios que se anodada que se adentra en la historia humana desde lo más sencillo, desde lo más débil, desde la humildad más cierta. El título a Jesús como Rey será el preámbulo de todo el mensaje cristiano para expresar la profundidad de un Dios que salva desde el servicio, desde una entrega "hasta el extremo" como va a significar la redención de Cristo como expresa la fé cristiana. Por una parte Este Dios Altísimo que se hace niño en la debilidad de la necesidad que celebraremos en la Navidad y de una forma extrema en la Pasión, muerte y Resurrección de Cristo. Estos dos pilares de la fe cristiana que conforman el Misterio de la Redención humana en Cristo nos hace comprender porque la Iglesia nos presenta a Jesús en este Domingo previo al Adviento como CRISTO REY y en qué sentido, como veremos en esta cita del capítulo 18 del evangelio de Juan cuando Pilatos, el gobernador romano le pregunta a Jesús "si es el Rey de los judíos", como veremos al comentar el Evangelio. 

Así pues al presentar la Iglesia a Jesús como Rey, está presentando a Jesús como Único Señor, si bien el concepto de Rey puede tener hoy cierto anacronismo a lo que significaba en sigls anteriores sinónimos de superioridad y absolutismo, no deja por ello de simbolizar unas características evidentes de centralidad y dominio. Por eso este palabra de REY atribuída a Cristo tiene un sentido evangelizador haciendonos ver y sentir, un Dios que "siirve" , y esa va a ser una enseñanza continua de Jesús a sus discípulos como vemos en muchos pasajes del Evangelio amén del gesto simbólico del lavatorio de los pies previo a su entrega redentora y realísima del amor de Jesucristo muriendo por nosotros.

Por eso este título de este Domingo es claramente catequético, tiene una profundidad real, antes de empezar el cristiano a celebrar el Misterio de la Encarnación y posteriormente el Misterio Pascual de Cristo en su muerte y resurrección.

COMENTARIO AL EVANGELIO DE JUAN CAPÍTULO 18, 33-37

Precisamente la liturgia de la Iglesia,  para
presentar como queda dicho anteriormente a Jesucristo como REY previo al Adviento, va a escoger el Evangelio de Juan justamente en el interrogatorio que le hace el gobernador romano Pilato antes de enviar a Jesús al suplicio de la cruz, donde precisamente Pilato le pregunta a Jesús si es el Rey de los judíos.

Y no es casualidad que sea el Evangelio de Juan el escogido por la liturgia para dar este título a Jesús de Rey previo a la celebración del Adviento navideño.

Y no es casualidad por varios motivos, entre los cuales señalar es el más teológico y simbólico aparte de ser como los otros tres evangelios catequético, lo que implica una elaboración cuidada para presentar la realidad de la Buena Noticia del Evangelio.
En este Evangelio de Juan se nos presenta a Jesús Rey, y como queda anteriormente dicho no es un Rey del corriente. El Evangelio de Juan aquí a diferencia de los otros tres evangelios de Mateo, Marcos y Lucas donde Pilato le pregunta a Jesús si es Rey y donde Jesús solo responde "-Tú lo has dicho ". Esta aseveración de Jesús ante la pregunta de Pilato, se hace en el Evangelio de Juan un punto de ocasión para elaborar una catequetica clara sobre cual es el reinado de Jesus. Que sea una elaboración teologíca simbólica y catequética no quita ni un ápice cual es el sentido del reinado de Jesús, en ese momento histórico en que Jesús es enviado ante el gobernador Pilato. El evangelio de Juan va expresar este sentido de CRISTO REY con un diálogo entre Pilatos y Jesús mediante el cual Jesús mismo está clarificando que su "reino no es de este mundo" "si mi reino fuera este mundo...." etc. El Evangelio de Juan quiere clarificar a la comunidad cristiana a la cual escribe sobre el año 90 o 95 ya muy al final del siglo I como es en el contexto de influencia de la cultura griega muy probablemente de Efeso, donde existía una comunidad cristiana viva.

La intencionalidad catequética del Evangelio de Juan es evidente en este momento histórico de Jesús previo a los hechos que le lleverán a la cruz.

El Evangelio de Juan el último de los cuatro evangelios considerados desde el principìo en la lglesia como canónicos y auténticos tiene como queda anteriormente dicho unas elaboraciones simbólicas y teológicas que no tienen los Evangelios anteriores llamados los sinòpticos como son los de Mateo, Marcos y Lucas que tienen más paralelismos y que en este pasaje del encuentro con Pilato Jesús ante la pregunta de su reinado no se establece ese diálogo que sí se da en el Evangelio de Juan con esa clara intencionalidad catequética de dejar claro cual es el sentido del REINADO DE JESÚS.

Así la liturgia de la Iglesia nos presenta este pasaje de Jn 18,33-37 donde se nos presenta a CRISTO REY. El Cristo del Evangelio el de la Buena Noticia, que comenzará naciendo en un humilde lugar, que vivirá y predicará el verdadero sentido del Reino de Dios y que lo sellará en la redención desde el amor extremo. Sí JESUCRISTO REY, desde el Evangelio nos hace comprender humildemente UN DIOS ETERNO, UN DIOS AMOR, UN DIOS DE LA HISTORIA, UN DIOS DE LA HISTORIA DE SALVACIÓN.

Pedro Garcia Pérez

sábado, 17 de noviembre de 2018

Evangelio del Domingo 18 de Noviembre de 2018


Siguiendo con los comentarios de los evangelios del Domingo correspondiente a la Liturgia de la Iglesia, a modo de "granitos de arena" en recuerdo de fray Antonio Murillo que así denominaba a sus breves y humildes reflexiones llenas de sabiduría y fe cristiana. Continua este Domingo la liturgia con el evangelio de Marcos en esta ocasión en su capítulo 13 y versículos 24 al 32.


COMENTARIO AL EVANGELIO DE Mc 13,24-32

Sin olvidar la comunidad cristiana a la que escribe Marcos osea, los cristianos de Roma del siglo I en un contexto de persecución , incluso de martirio. 

Estos versículos del 24 al 32 están en el contexto de una determinada enseñanza de Jesús. Antes de analizar de que tema se trata, habría que hacer referencia al carácter catequético que tienen los Evangelios y por lo tanto la estructura con la que el evangelista lo compone tienen ese sentido catequético. Y otro punto importante para adentrarse en estas enseñanzas evangélicas es que el Evangelio de Marcos como los demás están realizados todos a la luz de los acontecimientos postpascuales, es decir, son realizadas despues del hecho de la Resurrección de Jesús, osea, están escritos a la luz del Espíritu Santo, donde ya han tomado conciencia y comprendido muchas cosas de lo que Jesús les había dicho y enseñado.

La enseñanza catequética que nos presenta Marcos en este capítulo es el del fin de unos tiempos y el advenimiento de uno nuevo, como tambien se estructura en los otros dos evangelios que tienen la misma fuente de información que son los evangelios de Mateo y Lucas por eso a los tres se le llaman sinópticos.  Este fin de los tiempos y el advenimiento de uno nuevo están bien situados en el contexto del acontecimiento principal para lo cual todos los evangelios se fundamentan y cobran todo su sentido, como va a ser el Misterio Pascual de Cristo, su Pasión, Muerte y Resurrección.  Y es donde cobra su sentido todo los escritos del Evangelios como Buena Noticia.

Estos versículos del 24 al 32 hay que contextualizarlos, en primer lugar  en el tema que trata la enseñanza de Jesús a sus discìpulos (en forma de preguntas y respuestas mostrando esa cercanía con ellos), donde Jesús va a enseñarles que el paso a la nueva vida resucitada estará marcada por unos hechos anteriores dolorosos. Así previo a estos versículos va describiendo en formas metafóricas dichos acontecimientos como en este caso: "EL SOL SE OSCURECERÁ, LA LUNA NO ALUMBRARÁ, LAS ESTRELLAS SE CAERÁN, LAS FUERZAS DEL CIELO TEMBLARÁN...." . y entonces despues de todo ello vendrá el NUEVO TIEMPO, la victoria de Cristo resucitado manifestado a toda la tierra. Por eso encomienda a los discípulos a estar preparados en aviso. Y especialmente en la situación histórica de persecución en la que vive la comunidad cristiana a las que se dirige el evangelio y en concreto en el evangelio de Marcos a los cristianos de Roma es un aliento para ellos tambien. Texto enmarcado previo al capítulo 14 donde se anuncia la Pasion, Muerte y Resurección de Jesucristo, centro y fin de los evangelio.

Así los versículos del 24 al 32 nos hace tener esperanza de un nuevo tiempo victorioso a pesar de los dolores previos. Con la parábola de la higuera, simbolicamente nos está alentado a estar prevenidos estar atentos a estar preparados porque sucederá. 

Por eso podemos contextualizar esta parte del evangelio de Marcos a modo de "PARUSÍA" (LLEGADA) de preparación, de ADVIENTO, de llegada de estar listo, nosotros los cristianos a sabiendas de que tiempos nuevos han llegado ya con Jesucristo con su Espíritu Santo, de forma escatológica que se debe completar de una manera definitva para cada uno de nosotros y para toda la humanidad. 

En este sentido tambien puede servir este texto a modo de preparativo de ADVIENTO, de preparativo a la llegada del nacimiento de Cristo a la tierra a esa Pascua, primera, sin el cual no llegaría al centro y fin de los evangelios como es la Redención, la muerte y la resurrección, el Misterio Pascual de Cristo.

Pedro García Pérez 

sábado, 10 de noviembre de 2018

Evangelio del Domingo 11 de Noviembre de 2018

Hoy a modo de esos "granitos de arena" ya referidos en el anterior comentario del Evangelio  del Domingo pasado, hoy el Evangelio que nos presenta la Liturgia de la Iglesia es tambien del Evangelio de Marcos en su capítulo 12 y versículos del 38 al 40. Así pues a modo de breve comentario señalo algunos puntos esenciales:

COMENTARIO AL EVANGELIO DE MARCOS CAPÍTULO 12,38-40

Ya referí que el Evangelio de Marcos es el más temparano de los cuatro evangelios que en circula por la Comunidad cristiana primitiva de Roma y a ellos va especialmente dirigidos en tiempos de persecusión al cristianismo en el imperio romano. Pues bien este trozo del Evangelio continúa al igual que el Domingo pasado centrado en la Ley judía, osea, en la enseñanza de Jesús sobre la Ley judia, sobre el sentido verdadero de la Ley religiosa judía. 

Si el Domingo pasado quienes preguntan a Jesús sobre el primer mandamiento de Dios, son los Escribas judíos, y parece que ahí no hay interpretación posible como es el "Amar a Dios sobre todo y al prójimo como a uno mismo" y  todos quedan sin ningún argumento contrario. Sin embargo el Evangelio de Marcos va a seguir adentrandose en la verdadera enseñanza de Jesús, en la ACTITUD DE JESÚS ANTE LA LEY RELIGIOSA DE SU TIEMPO, ante la Ley.  Y de ahí van a surgir los "enfrentamientos" con algunos grupos judíos de su tiempo  que eran precisamente veladores del cumplimiento de la Ley judía, garantes del cumplimiento de los mandamientos de Dios antiguos y presentes siempre en el pueblo judío. Si los Escribas judíos como ya dijimos eran en sus orígenes copistas y certificadores a modo de notarios de las relaciones documentales judías, en tiempos de Jesús eran ya tamdicbien considerados unos "maestros" (rabinos) de la Ley judía, y por lo tanto junto al grupo de los fariseos considerados verdaderos interpretadotes de la Ley judia y de la Liturgia ritual judía, así como otro grupo el de los saduceos grupo provinientes del tiempo del sacerdote del rey Salomón siglos antes y por tanto veladores del cumplimiento de la Ley y el rito religioso judío. 

Por tanto ya tenemos un elemento clave de esta parte del Evangelio de Marcos nos está diciendo que en este caso LOS ESCRIBAS que saben tanto de la Ley judía, que son tan veladores del cumplimiento de los mandamientos de Dios en muchos casos la están "descafeínando" , le están quitando a fuerza de interpretación y de ritos, el ESPÍITU de Dios, a fuerza de cumplimiento de la Ley, están llevando una deriva el CUMPLO Y MIENTO, porque para Jesús el verdadero culto a Dios está precisamente en Amar a Dios sobre todo y al prójimo como a uno mismo ya visto en los versículos del Domingo pasado, y sin embargo Jesús está diciendo que no se está cumpliendo precisamente en aquelllos que pretenden ser veladores y maestros de la Ley, en este caso refieriendose a los ESCRIBAS, cuando pone el Evangelio de Marcos en estos versículos, en boca de Jesús su disconformidad con la actitud de muchos de ellos pues realmente no están cumpliendo verdaderamente con los mandamientos de Dios, sino que eso sí, muchos bonitos ropajes, muchos reconocimientos por la callle, muchos primeros asientos en las sinagogas y banquetes, mucha larga oración aparente, y esto además se refuerza con las certificacions y cobro de bienes de las viudas. 

Jesús por tanto está enseñando a la gente del pueblo donde sí y donde no, hay que fijarse para el verdadero cumplimiento de los mandamientos de Dios, devolver el Espíritu a la letra de los mandamientos que se están trasgiversando en el ejmplo de estos grupos a los que Jesús se refiere y que pretenden ser maestros de la Ley. Precisamente Jesús concluye su advertencia a la gente que le escucha y a sus discípulos estando en el Templo de Jerusalen quien está echando más en el arca de las ofrendas. No es el que hecha más dinero pues Dios mira el corazón de quien hecha de lo que le falta más de quien hecha de lo que le sobra.

Los evangelios como el de Marcos referirán estas enseñanzas de Jesús sobre el verdadero culto a Dios centrado en como" Amar a Dios y al prójimo".  

Esto le llevará a una enemistad de estos grupos "garantes de la Ley" con Jesús, una enemistad progresiva que le llevarán a la denuncia ante el Sanedrían judío y a la ejecución ante el poder romano , como era preceptivo en el tiempo histórico de Jesús.

Nuestra fe cristiana nos muestra a traves de los Evangelios y de todo el Nuevo Testamento que este era el camino que siguió Jesús, llevar el verdadero culto a Dios el verdadero  Reino de Dios por todo el mundo con un Espíritu Nuevo nacido de la Resurrección. El Evangelio nos lo enseña constantemente, CUIDADO CUIDADO CON LOS ESCRIBAS. Seamos como cristianos de Jesús muerto y resucitado. Alejamonos de toda hipocresía. Para ello contamos siempre con sus enseñanzas y sobre todo con su Espíritu Santo a la que la Iglesia siempre invoca para precisamente estar alerta cada vez que nos desviemos del verdadero camino que nos propone Jesús, y que nos lleva como nos enseña la Iglesia a esa vida divina (Padre,Hijo, Espíritu Santo),  a esa vida eterna de la cual podemos ya gustar en esta vida terrena aunque no en su plenitud como refiere la escatología cristiana "ya pero todavia no".

Pedro García Pérez

sábado, 3 de noviembre de 2018

Evangelio del Domingo 4 de Noviembre 2018

Lectura del Evangelio del Domingo 4 de Noviembre es la del Evangelio de MARCOS CAPÍTULO 12  y VERSICULOS del 28 al 34. (Mc 12, 28-34).

Antes de hacer propiamente el comentario de la cita me gustaría hacer unas consideraciones previas del Evangelio de Marcos como en primer lugar que es según los estudios el primero de los Evangelios que circula por la primitiva comunidad cristiana alrededor del año 70 del siglo I. Esto es importante porque indica cuáles son las prioridades del sentido evangelizador y catequetico de los apóstoles en este caso bajo el nombre del evangelista Marcos, que según muy primitivos documentos reflejan que fue intérprete del mismo apóstol Pedro en Roma. Este dato es realmente importante para conocer las intenciones y la base de donde brota este Evangelio.

Otro dato importante para adentrarnos en el sentido catequetico de este Evangelio se refiere a la comunidad cristiana a la cual va dirigida concretamente pues cada Evangelio tiene ciertas particularidades al ir dirigidas a comunidades cristianas diversas y que tienen unas determinadas circunstancias de vida en su entorno histórico. Y la circunstancia histórica a la que va dirigido este Evangelio es la persecución de los cristianos de Roma, lugar donde murieron martires San Pedro (crucificado) y San Pablo (decapitado).

Sede como todos conocemos del Papa en la Iglesia católica.

Por tanto estas hechos del Evangelio de Marcos como son el ser el primero en circular para una comunidad cristiana y por otra parte a la comunidad donde va dirigida la de Roma perseguida cruelmente para que se lea con la autoridad debida bajo el nombre de Marcos conocido por esta comunidad.

Así pues la primera consideración de este Evangelio es que se centra ya de principio en la actividad y predicación de Jesús: Anuncio de Juan el Bautista de Jesús como el que verdaderamente quitará los pecados del mundo y bautizara de la fuerza del Espíritu Santo. Este bautismo de Jesús en el Evangelio de Marcos es dar la centralizadad de la Buena Noticia en la llegada con Jesús de un "reino" nuevo la del Reino de Dios. El Evangelio de Marcos se centra en ese reconocimiento de Jesús y de su actividad pública y predicación con las curaciones milagrosas que redundan en ese reconocimiento como Hijo de Dios. Ese reconocimiento para la comunidad cristiana de Roma se hace mas real cuando Marcos  a relatando la Pasión muerte y resurrección de Cristo. El Evangelio de Marcos quiere expresar el fundamento de la redención y de la fe cristiana de su muerte y resurrección, el Hijo de Dios se hizo Hombre y murió de una muerte de Cruz ignominiosa. Pero la victoria está ya realizada dando muerte al odio y a la muerte. La muerte no tiene la última palabra sino la de la resurrección, la vida nueva en el Espíritu Santo a pesar de toda contrariedad Así con un realismo claro el Evangelio de Marcos anima ciertamente a esta comunidad perseguida cruelmente al menos durante tres siglos.

Así pues considerando ahora la cita concreta de este Domingo 4 de Noviembre de 2018 la de Mc 12,28-34. , sobre cual es el primero de los mandamientos, dentro del contexto de la religión judia. Cabe hacer referencia precisamente a que el Evangelio de Marcos que comienza con un reconocimiento de Jesús como Hijo de Dios y de sus milagros como signos de esta grandeza del "Reino" de Dios y al mismo tiempo de la centralidad de la salvación en su muerte y resurrección como centro del Evangelio. Este texto del capítulo 12 de Marcos nos quiere dejar una aclaración total de Jesús mismo fundamental en el pueblo hebreo, como es la UNICIDAD de Dios, es tan fundamental que sin este principio no tendría fundamento el mismo cristianismo. La aclaración de Jesús ante la pregunta que le hace un escriba de su tiempo sobre CUÁL ES EL PRIMERO DE LOS MAMDAMIENTOS, no se hace esperar por parte de Jesús ya que la pregunta del escriba se enmarca en la búsqueda de los colectivos del.poder religioso judío sobre quien era Jesús y que tanto estaba dando que hablar por todas las comarcas de Israel-Palestina en cuanto a su mensaje y acciones después de ir tomando conciencia progresiva según muchos teólogos de su misión sal adora como Hijo de Dios, dentro del contexto de la ley judía de aquel tiempo.

La pregunta del escriba (especie de notario que certificaban y tomaban notas de las actividades entre los judíos dentro de la la ley religiosa judia), y que por lo tanto ya se sabían la respuesta cuando se la hacen a Jesús sobre cual es el primer mandamiento. No obstante la pregunta en este caso no parece tener mala intención más que la de conocer verdaderamente a Jesús, al ir directamente al primer mandamiento judío. Y Jesús lo tiene clarísimo centrándose en uno de los credos más antiguos del pueblo hebreo, como es el llamado "SHEMA ISRAEL" ( "Escucha Israel") que se ha transmitiendo de generación en generación desde tiempos remotos del pueblo hebreo y judio; " ESCUCHA ISRAEL, EL SEÑOR ES TU UNICO DIOS A ÉL SOLO AMARAS CON TODO TÚ CORAZÓN, CON TODA TU MENTE CON TODO TÚ SER". 

Así pues la primera enseñanza de Jesús es amar a DIOS ÚNICO sobre todo. Y si esto es así el segundo inmediatamente entronca con el primero "Y AL PROJIMO COMO A TI MISMO".

Esta comparación clara de Jesús dejando clara la UNICIDAD de Dios y la vinculación consecuente de Amar a DIOS sobre todo y consecuentemente al prójimo como a uno mismo, deja a todos los oyentes sin ningun tipo de confrontación. Es así aseveran los escribas. Y es que a diferencia de otros encuentros donde Jesús no está de acuerdo con determinadas interpretaciones de  preceptos judíos por parte de los  fariseos que buscaban en ocasiones de que acusarle conforme a la ley judia) sin embargo en esta ocasión de esta cita de Marcos 12, la centralidad del Amor a DIOS ÚNICO sobre todo no deja interpretación posible vinculandolo consecuentemente con el prójimo.

Por tanto en su toma de conciencia progresiva, según muchos teólogos, de su misión salvadora y de su condición de Hijo Único de Dios, no menoscaba la UNICIDAD de Dios sino que la fortalece cuando precisamente el evangelista Marcos nos la pone en boca de Jesús mismo en este capítulo 12. 

Nosotros los cristianos podemos hacer teología y vislumbrar a modo teológico el Misterio de la UNICIDAD de Dios fundamental en la enseñanza de Jesús mismo vinculandolo consecuentemente con el prójimo y la fe en la Santa Trinidad refiriendo al Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. La expresión Padre, Hijo y Espíritu Santo no hacen más que fortalecer la fe cristiana en UN SOLO DIOS, porque lejos de querer entender tres dioses, refieren la UNICIDAD del Misterio de Dios no desde un Dios solitario si no de UN DIOS dinámico que se relaciona desde el Amor que es dinámico). La fe cristiana en la filiación divina y única de Jesucristo nos da la clave de esta actuación de Dios en la humanidad por Amor que se da totalmente en su Hijo. Esta fe Cristiana, el cristiano lo asume desde su oración en Jesucristo y desde Jesucristo para poder orar a DIOS ÚNICO desde su Hijo al Padre y el Espíritu Santo que finaliza está relación de Amor que es Dios. 
El Misterio de Dios por eso es el sencillo y humilde el que más cerca está precisamente por ser Dios mismo Amor. A su vez está vinculación de Dios y la búsqueda del bien del prójimo nos lo aclara también pasajes del Nuevo Testamento como en la primera carta de Juan donde insiste en que Dios es Amor y que nadie puede amar a Dios y odia a su hermano. 

Un saludo a todos en el Señor Jesús.

Pedro García Pérez

Granitos de arena


Como socio miembro y colaborador de la Asociación Compromiso Maranatha (voluntariado franciscano), quiero contribuir con reflexiones de las lecturas de los Domingos, en un principio de los evangelios correspondientes del ciclo litúrgico de la Iglesia, a modo de "granitos de arena" a la misión de la Iglesia de anuncio del Evangelio en este caso a través de la página web de Maranatha.
 
Digo a modo de "Granitos de arena", recordando a un fraile franciscano muy humilde,  fray Antonio Murillo, que llamaba así a brevísimas reflexiones propias de la sabiduría de los humildes del Evangelio y de la minoridad propia del carisma franciscano, que conocí hace ya bastantes años, y que en el seno del Amor de Dios pida al Señor por todos nosotros. Fraile ya muy mayor, pero con una vida rica en misericordia como fue la atención que tuvo como enfermero de la enfermería franciscana provincial del Santuario Nuestra Señora de Regla de Chipiona.

Con estas intenciones, y dedicándoselo al bueno de fray Antonio Murillo, comienzo estas reflexiones aunque me extienda hoy a modo de "granitos de arena".

Pedro García Pérez

domingo, 28 de octubre de 2018

Concierto Solidario Grupo Gadir

pincha sobre las fotos
para verlas más grandes
El pasado 26 de Octubre, en el Patio del Convento de San Francisco (Cádiz), tuvo lugar el concierto solidario de la Asociación Compromiso Marana-thá.

El concierto fue posible gracias a los integrantes del Grupo Gadir, que donaron sus voces y su música de forma desinteresada.

Como se anunciaba el destino de los fondos recaudados se destinaría para los proyectos en la Amazonía Peruana de las Franciscanas del Rebaño de María, y más en concreto para el Taller de Madres en Jenaro Herrera, del que en breve os informaremos acerca de algunos detalles del mismo.
Voces y música que hicieron vibrar a los corazones solidarios que asistieron, con versiones muy personales de temas reconocidos. Y con la emoción del concierto, José María Estévez Andamoyo, ofm, tuvo palabras de agradecimiento a los colaboradores, dándose por terminada esta velada inolvidable y solidaria.
Gracias a todos los que nos acompañaron, tanto a los que asistieron como los que aportaron su ayuda con la fila cero.
Recordamos que, a través del formulario de donación que aparece abajo, puedes seguir colaborando con éste u otros proyectos que gestionamos desde la Asociación, porque la suma de pequeños gestos suman grandes proyectos.

Jornada por la paz en el Espíritu de Asis

Ayer, 27 de octubre, hace ya 32 años que tuvo lugar la primera celebración del Espíritu de Asís. En Asis que es la tierra de Francisco y Clara, ese bello rincón de Italia, es el escenario donde se congregaron por primera vez en la historia y por invitación del Papa Juan Pablo II, los líderes de las diversas Iglesias, de las comunidades cristianas y de las grandes religiones del mundo para hacer juntos un día de ayuno y oración por la paz y la reconciliación de los pueblos. Asis se convirtió en referencia obligada para cualquier iniciativa de paz que se haga durante el año en otros lugares.
La elección de este lugar no fue casualidad. La figura humilde y alegre de San Francisco, este santo medieval que sigue siendo actual hoy, servía de motivo inspirador por su sentido de fraternidad universal, por su búsqueda constante de la paz, por su rechazo absoluto a la violencia de todo tipo.
Este acontecimiento, en palabras del propio Papa Juan Pablo II, “marcó el inicio de un nuevo modo de encontrarse entre creyentes de religiones diversas: no en la contraposición recíproca, y mucho menos en el desprecio mutuo, sino en la búsqueda de un diálogo constructivo en el que, sin caer en el relativismo ni en el sincretismo, cada uno se abra a los demás con estima, siendo todos conscientes de que Dios es la fuente de la paz”. Pues, se ha convertido en un signo y camino común, una llamada… que la humanidad está llamada a recorrer. O aprendemos a caminar juntos en paz y armonía, o iremos a la deriva, destruyéndonos a nosotros mismos y a los demás.”
Desde entonces, la familia franciscana celebramos el 27 de octubre de cada año la “Jornada por la paz en el Espíritu de Asis”. Los seguidores de Francisco nos podemos permanecer indiferentes a tanta violencia, guerras, fronteras que se cierran, ni asistir pasivos a tantas iniciativas pacificadoras que por doquier surgen y que también están animadas por el Papa Francisco en muchas de sus intervenciones. Queremos sumarnos al grito profético y pacificador de ser mensajeros de Paz y Bien. Recordamos constantemente nuestra razón de ser hermanos y hermanas que construyen fraternidad, diálogo y paz en el mundo y para el mundo y todo ello lo hacemos desde un espíritu de no violencia y reconciliación. La familia franciscana por medio de de la comisión de Justicia, Paz y Salvaguarda de la Creación, permanentemente reflexiona sobre estas cuestiones y se las ofrecemos a la ciudadanía como camino de paz.
Respetando la dignidad de todo ser humano, porque tenemos una esencia común y somos sujetos con capacidad de derechos y deberes, únicos e irremplazables, más allá de la situación económica, social, política o cultural, creencias o maneras de pensar.
No instrumentalizar a nadie, a ninguna persona, pueblo o nación. Abrirse desde lo relacional a las personas y aprender a ver en él o ella la parte común de uno mismo, es ir percibiendo que esa persona nace, sufre, disfruta, teme, ríe, sueña, ama, tiene familia, quiere compañía, se maravilla, come, respira, duerme, enferma, se entristece o alegra, es finita como yo; saber que somos parte del mismo todo. Es reconocerse vulnerables y frágiles pero animados por el fuego del amor creador de Dios, con capacidad de trascendernos e ir más allá de nosotros mismos, de nuestro ser egocéntricos y egoístas. Es descubrirse como sujetos de libertad y opción, no como instrumentos a ser manipulados, sabiendo que lo bueno para mí y para el ser humano es bueno para todas las personas sin exclusión.
No prejuzgar o sentenciar al otro de entrada y buscar las posibilidades de encuentro, escuchar y ponerse en su lugar, predisponernos al diálogo y llegar incluso a pedir perdón y/o reconciliarnos. Diferenciar entre hechos y personas, aceptando que no sabemos todo sobre las personas y la condición humana. Dialogar desde las perspectivas diferentes en que nos encontramos y somos, sabiendo que cada una por sí sola es incompleta y está necesitada de las otras. Reconocer las propias responsabilidades y aprender a pedir perdón cuando es necesario, sin hacer juicios cerrados ni definitivos. Potenciar espacios de encuentro y reconciliación entre las personas, tratándose con todo respeto a pesar de las desavenencias, buscando siempre todo lo que podemos tener más en común y nos pueda acercar y unir. Conmoverse y reaccionar ante las situaciones de injusticia y sufrimiento de cualquier persona o grupo; sentir como propio el padecimiento de los otros.
Crear condiciones de cambio que vayan a las causas y no solo a los efectos; siempre según nuestras posibilidades, coordinados con otras personas, colectivos, grupos y asociaciones. No aplicar etiquetas a las personas por la diferencia en maneras de ser, vestir, creer, pensar, tipo de cultura o nacionalidad, etc… superando las imágenes o percepción de amigos, adversarios o enemigos que percibo como gran amenaza. Poner a la persona como valor supremo en la vida, siempre en relación con la creación, pues junto a la naturaleza es lo más importante y objetivo en el mundo; “Haznos Señor instrumentos de tu Paz”.
El Papa Francisco nos da cinco razones para seguir celebrando el Espíritu de Asis: dejar que el soplo del Espíritu nos haga instrumentos de paz; desactivar los fundamentalismos desde la experiencia orante; acompañar el fenómeno migratorio global; tender la mano también hacia los alejados y no creyentes; y ayudar a concretar la Iglesia en salida.
Severino Calderón Martínez, ofm

lunes, 22 de octubre de 2018

CONCIERTO SOLIDARIO A BENEFICIO DE LOS PROYECTOS

A BENEFICIO DE LOS PROYECTOS EN LA AMAZONÍA PERUANA DE LAS FRANCISCANAS DEL REBAÑO DE MARÍA.
LA ASOCIACIÓN COMPROMISO MARANA-THÁ, EN COLABORACIÓN CON EL GRUPO GADIR, CELEBRARÁ UNA NUEVA EDICIÓN DEL CONCIERTO SOLIDARIO EN EL PATIO DE DEL CONVENTO DE SAN FRANCISCO DE CÁDIZ A LAS 8 DE LA TARDE.
Como viene siendo habitual, las entradas las entradas se pueden adquirir en el Estanco de la Plaza de San Francisco.
Si no puedes asistir, aún puedes colaborar con la ¨Fila Cero"
Donativo 5 €
SI DESEAS REALIZAR UNA DONACIÓN A LOS PROYECTOS,
PUEDES HACERLA EFECTIVA
A TRAVÉS DEL CUESTIONARIO QUE APARECE MÁS ABAJO.  


lunes, 1 de octubre de 2018

Proyectos presupuestados para 2018




PROYECTOS EN 2018


  1. Ayuda alimentaria (Desayunos/Almuerzos) alumnas necesitadas del IPE Mª Inmaculada de Requena (Perú).
  2. Beca universitaria de Ingeniería Civil Edesmit Cruz Quinde en Lima (Perú) en la Universidad Católica de Lima (Perú).
  3. Becas de estudios (2º curso) a 3 alumnos de formación profesional de Flor de Punga.
  4. Rehabilitación de taller para mujeres en Jenaro Herrera (Amazonia de Perú).
  5. Si la economía de la Asociación lo permitiera, se cooperará con la labor de las Hermanas de la Cruz en Cádiz y las Hermanas de la Caridad de S. Vicente de Paúl en Comedor El Salvador en Jerez como en años anteriores.




DONACIONES