-

-

lunes, 16 de noviembre de 2015

FRANCISCANOS EN ACCION GUATEMALA

“Para los países subdesarrollados la Iglesia se presenta como es y como quiere ser, como Iglesia de todos, en particular como la Iglesia de los pobres”. Con estas palabras proféticas el Papa Juan XXIII invitaba a los cristianos y sobre todo a sus “hermanos Obispos” a llevar una vida de pobreza y a ser una “Iglesia sierva y pobre”.
Una ”Iglesia que camina con Espíritu y desde los pobres”.
¿Cuántas veces hemos dicho que tenemos que cerrar el paraguas para mojarnos?
No hay más que dejarse calar por la actitud pastoral y los gestos del Papa Francisco. Una Iglesia que se caracterice por el amor cálido, por el encuentro vivo entre las personas y con Cristo presente entre nosotros, por la misericordia sin límites, por la “revolución de la ternura” y por la conversión pastoral. Tanto que, hasta él como pastor, tiene “olor a oveja”, porque convive con ella y la acompaña a lo largo del camino.
San Juan Pablo II nos decía: «A lo largo de los caminos de la existencia diaria es donde podréis encontrar al Señor! Ésta es la dimensión fundamental del encuentro. No hay que tratar con algo, sino con Alguien, con “El que vive”».  Unos encontramos a Jesús en la cruz de cada día, o en medio de las alegrías, los encuentros, la amistad, etc.
Hoy nos atrevemos proponeros




Si quieres saber más de ellos, pulsa en el siguiente enlace:

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *