-

-

viernes, 2 de octubre de 2015

Todos los muros caen

Con respecto a la crisis migratoria y la decisión de varios países de blindar sus fronteras con alambres de espino, el Papa es tajante. Dice que la palabra crisis esconde detrás un proceso largo, provocado en buena parte por la explotación  y por las guerras interesadas, como ya denunció en la ONU. Pide a los Estados que, en vez de gastar dinero en defenderse, inviertan en ayuda al desarrollo. Sobre los alambres de espino, advierte: “Todos los muros caen, hoy, mañana, o dentro de cien años, pero todos caen. No es una solución. El muro no es una solución. El problema permanece. Y permanece con más odio”.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *