-

-

viernes, 25 de septiembre de 2015

Demos razón para la esperanza

No nos queda otra. El apóstol San Pedro nos dijo: “Estad siempre dispuestos a dar razón de vuestra esperanza (1 Pe 3,15).

Desde ese sentido vemos la invitación que nos realiza, el Papa Francisco, a acoger con solicitud a aquellos que ocupan un lugar privilegiado en el Corazón del Señor, un corazón crucificado, traspasado por amor a cada ser humano.

Él es el que mejor conoce los deseos y esperanzas que traen estos hermanos nuestros, y también es Él quien más sufre sus penalidades y desgracias, que en muchos casos les han obligado a salir de sus países, les acompañan en su difícil llegada a nuestra tierra y siguen sufriendo aún después de muchos años de convivencia entre nosotros.

Seamos capaces de transmitir la alegría y el consuelo que encuentra el corazón al comprender que el valor de toda vida está en Su Amor. Él asegura la suprema dignidad de todo ser humano, a la vez que nos obliga a no mirar para otro lado.

Seamos capaces de dar lo mejor que tenemos, la Buena Noticia del Amor de Dios manifestado en Cristo Jesús.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *