-

-

lunes, 28 de septiembre de 2015

¿Corres detrás de un like...?

Al presidir el encuentro con obispos de los cinco continentes presentes en Filadelfia (Estados Unidos) con ocasión del Encuentro Mundial de las Familias 2015, el Papa Francisco lamentó que en el mundo actual la sociedad viva “una soledad con miedo al compromiso” pero que al mismo tiempo se encuentra en “una búsqueda desenfrenada por sentirse reconocido”.
“Corriendo detrás de un like, corriendo detrás de aumentar el número de followers en cualquiera de las redes sociales, así van –así vamos– los seres humanos en la propuesta que ofrece esta sociedad contemporánea”, lamentó.
El encuentro con los obispos comenzó alrededor de las 9:00 a.m. (hora local), en el Seminario San Carlos Borromeo de Filadelfia. Previamente, en ese mismo lugar, entre las 8 y las 9 el Santo Padre se reunió con víctimas de abusos sexuales cometidos por miembros del clero.
Francisco advirtió que el mundo parece haberse convertido en un gran centro comercial, “donde la cultura ha adquirido una dinámica competitiva”.
“Ya no se vende fiado, ya no se puede fiar de los demás. No hay un vínculo personal, una relación de vecindad”, lamentó, e indicó que “la cultura actual parece estimular a las personas a entrar en la dinámica de no ligarse a nada ni a nadie”.
Lo más importante en la actualidad, criticó, “parece que es ir detrás de la última tendencia, de la última actividad. Inclusive a nivel religioso”.
“Lo importante hoy parece que lo determina el consumo. Consumir relaciones, consumir amistades, consumir religiones, consumir, consumir. No importa el costo ni las consecuencias”.
Este consumo, dijo, “no genera vínculos, un consumo que va más allá de las relaciones humanas. Los vínculos son un mero ‘trámite’ en la satisfacción de ‘mis necesidades’”.
“Esto genera una herida grande, una herida cultural, muy grande. Me animo a decir que una de las principales pobrezas o raíces de tantas situaciones contemporáneas está en la soledad radical a la que se ven sometidas tantas personas”, dijo.
El Santo Padre cuestionó: “¿Debemos condenar a nuestros jóvenes por haber crecido en esta sociedad? ¿Debemos anatematizarlos por vivir en este mundo? ¿ Ellos deben escuchar de sus pastores frases como: ‘Todo pasado fue mejor’, ‘El mundo es un desastre y, si esto sigue así, dónde vamos a ir a parar’?”.
“No, no creo que este sea el camino. Nosotros, pastores tras las huellas del Pastor, estamos invitados a buscar, acompañar, levantar, curar las heridas de nuestro tiempo”.
Francisco subrayó que “el Evangelio no es un producto para consumir, no entra en esta cultura del consumismo”.

Los pastores, señaló el Papa, están llamados a “mirar la realidad con los ojos de aquel que se sabe interpelado al movimiento, a la conversión pastoral. El mundo hoy nos pide y reclama esta conversión pastoral”

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *