-

-

lunes, 1 de junio de 2015

Edesmit Cruz: El futuro

1.- Impacto

2.- Viabilidad

3.- Sostenibilidad

4.- Progreso

5.- Desarrollo


Si hay algo que genera todo lo anterior es invertir en Formación Profesional, invertir en las personas, invertir en futuro...



Edesmit Cruz con Nacho Gratacos (Presidente de Compromiso
Marana-thá con Cádiz al fondo.
Durante los último años hemos venido atendiendo la formación de Edesmit Cruz, una chica de  Cajamarca, de un pueblo llamado San Ignacio (Perú), de una familia muy humilde. Su hermana Marlene hizo Contabilidad con nuestra ayuda, que terminó por convertirse en nuestra segunda licenciada universitaria. La confianza depositada en ella, y el esfuerzo por darle acceso a una cualificación profesional, cualquiera que hubiesen sido los resultados hubiesen merecido la pena. Sus resultados, y aprovechamiento de las oportunidades que se le han brindado, por añadidura nos han llenado de orgullo.


Si hace unos meses informábamos de su graduación, hoy nos toca hacerlo por haber obtenido una beca del gobierno peruano para ampliar estudios sobre técnicas de riego agrícola en España.
Este motivo le ha permitido desplazarse hasta la sede de nuestra Asociación en Cádiz, donde ha mantenido contacto con algunos de sus miembros.
En este sentido, queremos destacar que el proyecto de becas que llevamos a cabo, y que queremos seguir realizando, es una humilde apuesta por invertir en el futuro, haciéndolo en las personas.  

Edesmit ha recibido el don de poder desarrollar sus talentos.

Y, desde aquí, deseamos que tenga claro que, el itinerario formativo que emprendió con nuestro apoyo, será  eficaz cuando sea capaz de formar parte del proceso de desarrollo de su propia comunidad, y acepte voluntariamente, por su formación,  a liderarlo e impulsarlo.

Conocer de primera mano su satisfacción, sus reacciones al itinerario que le posibilitamos, nos ha enseñado muchas cosas. 
Nuestro deseo es que su aprendizaje, más allá de lo que que profesionalmente haya aprendido, haya sido real, y que lo haya interiorizado.
Su éxito, su cambio, hay que reconocérselo en gran parte a su comportamiento; ya que si no, no hubiese obtenido los resultados individuales alcanzados. Ahora le tocará, y es nuestro sueño, darle valor a ese cadena de talento, y generar impacto para el desarrollo de su pueblo a través de las personas y del talento de su pueblo.
La misión es exigente.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *