-

-

domingo, 9 de noviembre de 2014

Dar el paso


Los cristianos debemos dar un decidido paso hacia el «acompañamiento» en nuestra acción caritativa y social. Desde esta clave, resulta particularmente evocadora la imagen de Jesús «acompañando» en el camino a los discípulos de Emaús (Lucas 24, 13-35). 

Si los cristianos de hoy nos identificamos con el acompañante Jesús en este pasaje evangélico, podemos decir que:

 Tendremos ojos para ver a los que caminan desilusionados y desencantados con este mundo injusto, a los que han sido rechazados y excluidos del orden establecido, a los que van solos y de vuelta de todo en el camino. 
 Tendremos sensibilidad para conmovernos, movilizarnos y acercarnos. 
 Seremos capaces de hacer el camino con ellos: el camino exterior y el interior. 
 Tendremos oídos para escuchar lo que les pasa, los motivos de su tristeza, lo que van comentando por el camino. 
 Tendremos una palabra que dar para acoger, comprender, interpretar y orientar: les fue interpretando lo sucedido a la luz de la Escritura. 
 Haremos un alto en el camino para sentarnos a la mesa y compartir con ellos el pan nuestro de cada día; dando nuestro tiempo, afecto y, sobre todo, vida, el pan compartido y la vida entregada. Y todo desde la gratuidad del amor. 
 Ayudaremos a que puedan volver a la comunidad, a reintegrarse a ella y emprender un camino nuevo y una vida nueva; pasando de la dispersión a la comunión. 
 Ayudaremos a descubrir que junto a ellos hace el camino el Señor, el Nazareno, el mismo que vivió, y que Crucificado y Resucitado, es la primicia y la semilla de una nueva humanidad. 

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *