-

-

miércoles, 29 de octubre de 2014

¡Actúa!

Cuando todos nos creíamos ricos, y parecía que podíamos amarrar los perros con longanizas en España, la historia reciente, que siempre es un retrato de la realidad social, nos enseñó que nuestra sociedad, la que ahora vemos que se fractura, era más frágil de lo que pensábamos.

2.700.000  de niños viven en situación precaria

5.000.000 de españoles viven en pobreza severa

1 de cada 4 españoles está en situación de exclusión social

1 de cada 3 jóvenes viven en hogares en situación de exclusión social

1 de cada 4 familias con hijos retroceden 10 años en el nivel de bienestar social

¡Es tremendo!

Estos datos, facilitados por Cáritas, casi se han convertido en un mantra que, de tanto repetirlo, parece que se queda en nuestras bocas; incluso entrando en conflicto con  la opinión de algún Ministro que los niega por tremendista, y que contrasta con otras noticias que a todos a diario nos producen la rabia y la indignación general, mientras que para otros sólo significaban unas pocas cosas, para las que ahora andan pidiendo de forma tímida un benévolo perdón. 

Unas inquietantes y aplastantes cifras de pobreza, tras las que asoman muchos rostros, que a los que nos llamamos cristianos nos debe movilizar para cambiar esta realidad.

No podemos adoptar una postura tibia. Debemos generar esperanza, desde el conocimiento de esta situación social, y hacer un llamamiento al compromiso con respuestas eficaces concertadas y no aisladas.

No, no es cuestión de que nos pidan perdón, ni de negar, ni de mirar para otro lado, ni siquiera de incrementar el gasto social (aunque a corto plazo sirva para paliar situacion es extremas). Faltan políticas estructurales de protección social, y nuestro compromiso pasa por exigir que se incremente la inversión social para eliminar estos desequilibrios a medio y largo plazo.



¿Que no hay fondos?

Proponemos una utopía: Que los que se recuperen de paraísos fiscales, provenientes de tantas corruptelas, se destinen a financiar esas inversiones sociales, hoy por hoy, tan necesarias. 

Yo propongo.

¿Tú propones?

¡Actúa!





Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *