-

-

martes, 30 de septiembre de 2014

Pobreza infantil (reflexiones en voz alta)


Mucho hablamos y leemos acerca de los niños en riesgo de pobreza, y muchos son los que aún niegan las evidencias en nuestro entorno, incluso algún que otro ministro, pese a las conclusiones de la Memoria 2013 de Cáritas.


Pero para entender y luchar contra la pobreza infantil no podemos quedarnos en la incredulidad, ni en la guerra de cifras, ni en las frías estadísticas; aunque es importante conocer todos esos datos  para poder reflexionar sobre su realidad, de tal man era que nos facilite un enfoque multidimensional de la misma.

Es evidente que en nuestro caso no estamos ante casos de pobreza extrema, en tanto y cuando se sigue facilitando el acceso a a una serie de servicios básicos como la educación y, otros aspectos, como la sanidad; sin embargo las desigualdades van poniendo en tela de juicio, o al menos abriendo la controversia, determinadas políticas que impiden un reparto equitativo de la calidad de las mismas.

Puede que, en este contexto, la pobreza sea nuestra al conceptuar el hecho de la pobreza por ingreso, es decir, intentando dibujar  una línea por debajo de la cual, los que estén, son pobres y los que estén por arriba no. ¡Demasiado simple!

Esta forma de medir la pobreza, a la que nos han acostumbrado, no es suficiente para abarcar todas las privaciones que pueden sufrir los niños, pues alrededor de esa línea hay grupos que están en condiciones de mucha desventaja y no son considerados pobres”.

La pobreza en la infancia va más allá de la falta de dinero, sino que involucra privaciones materiales, espirituales y emocionales, como una vivienda digna, una alimentación equilibrada y saludable, apoyo extra escolar...

A esto nos referimos al poner sobre la mesa lo del enfoque multidimensional.

Si tenemos en cuenta este criterio las razones para preocuparnos son considerablemente más fuertes y las diferencias que observaremos serán más grandes.

Con ello ya no es necesario pensar que para que haya pobreza, extrema, se debe de dar la condición de que el valor de la línea para estar en la pobreza es el de tener unos ingresos mensuales por debajo de los 150 euros. Que haberlos, también los hay.


¿Qué estoy haciendo para combatir la pobreza infantil?


Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *