-

-

sábado, 13 de septiembre de 2014

Miradas


A la hora de mirar y juzgar, vemos mal muchas cosas. Nos miramos mal unos a otros. Continuamente estamos repitiendo: "Pues yo no lo veo".

Hay muchos ojos cansados de ver luz sin ver.

¿Evangeliza nuestros ojos, cristianiza nuestra mirada?

Nuestra ceguera radica en la perversión del corazón, en la malicia de la intención.

Hay muchos ojos que miran calculando las distancias, torcidamente, atravesados, sin mirar de frente, sino de reojo o, lo que es peor, por encima del hombro, con altanería, insultando, despreciando.

Hay miradas enfermas, que trastocan todo, que malinterpretan y alterar todo. Miradas que lo ven todo del color del cristal con que miran.

Miradas con las vigas alojadas en nuestros ojos.

Son muchas las ocasiones en las que no tenemos la Luz del mundo en nuestros ojos, en las que no ha llegado el Evangelio a nuestra mirada, y en las que seguimos teniendo miradas paganas, juicios paganos, enfoques paganos.

Marana-thá, y enseñanos a mirar.

¿Cómo podemos ver desde Jesús, con la luz y los ojos de Jesús, y con mirada cristiana?

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *