-

-

domingo, 14 de septiembre de 2014

ASUME

No evadas, asume.

Cuando las cosas no son como queremos, es fácil señalar y buscar los culpables de las cosas. Ya es hora que asumas y reconozcas que muchas de las cosas que no te han dejado seguir adelante son fruto de tu colaboración y de tu contribución, pero sobre todo, asume la responsabilidad para enmendarlo, si evades esa responsabilidad te niegas la libertad que Dios te ha dado y te niegas el aprovechar de aprender y descubrir de lo que eres capaz con Jesús como tu Señor, entonces haz conciencia de que tú puedes dar ese paso y entiende que algunas veces Dios quita algo que no pensabas perder y te da algo que nunca pensabas tener, todo obra para bien.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *