-

-

martes, 29 de julio de 2014

Sentir la impotencia de la inutilidad

El que se lanzó a la búsqueda, en su camino encontró una BIFURCACIÓN (ver).

La relación con la realidad va produciendo una profunda transformación. El que echó a andar creyendo que ERA CAPAZ DE CAMBIARLA (ver), posiblemente desde el plano de la superioridad, fue descubriendo en días anteriores que se enfrentaba a un mundo nuevo en el que tendría DESPOJAR DE MUCHAS COSAS (ver) la mochila que portaba.

Dicho de otra manera: Las ilusiones iniciales pueden desvanecerse,. y de hecho en muchos momentos se desvanecen. Es normal que salvador, viva la inseguridad, y la INCOMPRENSIÓN O EL RECHAZO (ver), hasta caer en la impotencia de tocar fondo: ¿Cómo evangelizar en un mundo tan impermeable?

El riesgo es doble: La huida o el repliegue.

La motivación, recordar que "stabat Mater juxta crucem dolorosa".

Al fin y al cabo, la impotencia no deja de ser un don que nos abre al Dios que salva de la pobreza.

El salvador ya está en situación de carencia, de pobreza, y desde aquí ya puede comenzar a evangelizar de verdad, abriendo nuevos caminos, andando junto a los pobres, de tú a tú, escuchando, acompañando, descubriendo en ellos la cara de Jesús, como los discípulos de Emaús, al encuentro del Padre

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *