-

-

miércoles, 9 de julio de 2014

Renombrar la realidad

Hoy nos llega a todos la palabra más que nunca. Hay un lenguaje para las masas. Se nos dictan palabras. El mundo se nos da nombrado.Y para hacerlo, se cuenta con ese medio extraordinario que es la imagen; sólo a primera vista ajena a las palabras, pero en el fondo, su mejor excipiente.

Pero hay que aprender a distinguir la palabra ajena de la propia. Cada uno de nosotros debemos decir el mundo por sí mismo y tener la libertad de renombrar su realidad.

Hemos sido llamados a palpar la realidad y darle nombre propio. Hemos sido llamados a llamar, para que ella nos invoque, nos pida una actitud y una respuesta.

Tenemos que hacerlo cada uno, recordando que no estamos solos; nombramos con los otros, desde las diferencia.

Llamados a salir y a llamar a dar la Palabra, haciéndonos chicos y pobres. De ellos debería ser para que conociésemos mejor como nombran su mundo y su realidad.

Renombremos la nuestra. 

"Tengan la valentía, el coraje de salir de sí mismos, de jugarse en plenitud su futuro junto con Jesús.... Jesús, no quita autonomía o libertad; al contrario, robusteciendo nuestra fragilidad, nos permite ser verdaderamente libres, libres para hacer el BIEN, fuertes para continuar haciéndolo" (Papa Francisco)




Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *