-

-

viernes, 22 de julio de 2011

M I S I O N E S



VACACIONES… MISIONERAS

Posted: 20 Jul 2011 04:02 AM PDT

Muchas personas están ya de vacaciones, y otras tantas las comenzarán pronto. La mayoría de ellas se dedicarán a cosas y disfrutes personales, y se meterán en la vorágine de consumo enlatado; preocupados con llegar a ese destino "paradisiaco" y obtener un sitio amplio donde poner la silla, la sombrilla... y poder tomar el sol durante largas horas, sin tener más objetivo que ponerse morenos y lucir el palmito.

Afortunadamente habrá un buen grupo, muchos de ellos jóvenes, que se dedicarán a servir en su tiempo libre. Llevarán la Esperanza, compartiéndose con los más empobrecidos.

Jóvenes que se sienten llamados a ESTAR con los preferidos del Señor. Jóvenes a los que les cuesta un buen pico el viaje a sus destinos de vacaciones, como mínimo, ya que en la mayoría de los casos son acogidos en las comunidades, pero la ida y vuelta han de asumirla ellos.

Miles de estos jóvenes se juntarán en Madrid (http://misionesjmj2011.blogspot.com/), dispuestos a recibir y a compartir en nombre del Señor. Cargarán sus pilas para avanzar en el Encuentro y así prepararse para su entrega fraterna.

Están a punto de declarar una nueva zona de hambruna desde la ONU  (http://www.un.org/es/).

 "Aproximadamente 10 millones de personas están involucradas, cientos de miles de refugiados que corren el riesgo de morir por la ausencia de las necesidades básicas. Somalia y el norte de Kenia son las zonas más afectadas." El Santo Padre desea que "crezca la movilización internacional" para socorrer a la población del Cuerno de África" (http://bit.ly/oIsDeI).

Donde no lleguéis con la acción, llegad con la oración.

¡¡ Qué tengáis unas benditas vacaciones !! 


martes, 19 de julio de 2011

M I S I O N E S



La Iglesia promueve un estatuto del voluntariado contra el vacío legal.

Posted: 18 Jul 2011 02:47 AM PDT

 Los misioneros, a la espera de una «jubilación digna»
LA RAZÓN

Entregan su vida a transmitir el mensaje de Cristo alrededor del mundo. Pero, su cometido no sólo es evangelizar, también educan a sociedades con graves deficiencias culturales, ayudan a los más necesitados y acompañan a los enfermos. Son los misioneros. Religiosos y laicos que abandonan las comodidades occidentales por una vida dedicada al prójimo. 

Madrid - B. V. Conquero De ellos se benefician muchas comunidades sin recursos, pero su trabajo no se ve recompensado cuando vuelven a nuestro país. Trabajan sin condición de contratados y, por lo tanto, no cotizan a la Seguridad Social. Por ello, ellos mismos pasan a formar parte de ese colectivo al que ellos antes ayudaron. A su regreso «no tienen derecho a una jubilación contributiva aunque hayan consagrado su vida al servicio de la Humanidad y del bien común», asegura Anastasio Gil, secretario de la Comisión Episcopal de Misiones de la Conferencia Episcopal Española. Semana de Misionología Gil participa, a lo largo de esta semana, en la 64ª edición de la Semana Española de Misionología, que se celebra en Burgos. En su rueda de prensa inaugural reclamó, entre otras cosas, «una jubilación digna» para los que parten en misiones: «Queremos promover un estatuto del voluntariado internacional, ya que existen multitud de vacíos legales a este respecto», aclaró más tarde a LA RAZÓN. La Conferencia Episcopal y la Administración están en conversaciones «para intentar crear un presupuesto especial, aunque la mala situación económica que atravesamos ha obligado a suspender las sesiones», aclara. Uno de los principales baches para dar forma a esta iniciativa es la falta de información referente al número de misioneros españoles que están desplegados alrededor del globo. «Calculamos que la cifra puede oscilar en torno a los 14.000, pero no lo hemos ultimado», añade el secretario. Una de ellas es María Jesús Torres, que, a sus 50 años, ha pasado 22 ayudando al desarrollo de Bolivia a través de su congregación: las Misioneras de Cristo Jesús. Este sábado vuelve a poner rumbo a Sucre después de tres años de descanso en Albacete, su ciudad natal. «Me hice misionera para compartir mi vida con otras personas. Nunca me planteé qué sería de mí en el futuro. Cuando eres joven no piensas en estas cosas». Habla de la difícil situación que le tocará vivir cuando superé los 65 años y decida asentarse en España. «Me gustará que valoraran nuestro trabajo y nos lo remuneraran. Cuando te haces mayor necesitas cosas básicas como la Sanidad para poder vivir y hay hermanas en mi congregación que no tienen nada. Las hemos tenido que ayudar para tramitar su pensión de subsidio», añade. En los países de misión viven en la austeridad y el vacío legal no les permite mejorar su situación cuando su edad no les permite continuar evangelizando. 
En primera persona Rosa Porta tiene 80 años, pertenece a la Compañía Misionera del Sagrado Corazón de Jesús y abandonó su carrera misionera hace 15, cuando la India le denegó el visado después de viajar a España a causa de una enfermedad. Ha entregado casi toda su vida a una leprosería india donde no la dejaban hablar pero en la que se dieron varias conversiones: «Evangelizaba con mis acciones», explica. Ahora vive gracias a la congregación porque cobra 380 euros mensuales. «Sin el apoyo de mis hermanas, no podría vivir. A la vuelta nos quedamos desamparadas», añade.

sábado, 16 de julio de 2011

Cena Benéfica 2011


Ayer celebramos una reunión para organizar la CENA BENEFICA  que se va a celebrar el próximo día 12 de Agosto en el Patio del convento de San Francisco de Cádiz, para recaudar fondos para uno de los  Proyectos de nuestra Asociación, que es la construcción de depósitos de agua e instalación –potabilización de aguas para la zona de Nuevo-Junín-Amazonia Peruana.    

jueves, 14 de julio de 2011

CRONICA DE LA MISIÓN POPULAR CON EL PADRE DIEGO MUÑOZ EN ASTURIAS

Léase este texto con tranquilidad para degustar y entender el significado que la misión tiene para todo cristiano. Lo traigo desde Facebook, lugar donde su autor, Rafael Sánchez lo ha compartido con sus amigos. Rafael sale en la primera foto junto con le P. Diego Muñóz. Gracias Rafael :)

-oOo-
A lo largo de un valle del río Nalón, dentro del Parque Natural de Redes, en la cordillera Cantábrica, 3-10 de JULIO 2011.
+
 - ¿Quién vive…? Grita el padre Diego Muñoz al llamar a la puerta de cada casa.
- Somos los misioneros que venimos de parte del párroco D. José Luis.
- Vengo a traerle la bendición a esta casa y a su persona.
Así se presenta una procesión oculta del Corpus Christi que va por las calles de un pueblecito asturiano acompañado sólo de un jesuita y un seglar consagrado.

Me explico, es procesión oculta y sin brillo porque va Jesús escondido en la eucaristía que lleva el padre jesuita en el pecho para darla a los ancianos y a todo el que no pueda ir por la tarde a la misa a las 7.

 Me llamó la atención que antes de cada jornada misionera, por la mañana, tras coger al Santísimo, antes de salir por la puerta de la Iglesia para comenzar la misión, el padre lo encomienda todo a la Virgen Maria en su Visitación, porque igual que ella, vamos visitando las casas.





- Vengo a traerle tres regalos: penitencia, unción y Comunión, …qué le parece? Continúa el padre Diego

LOGISTICA: Al llamar a una puerta, dice, hay que permanecer inmóviles, para la persona está a la defensiva y observando quién es. Porque si nos ponemos cerca piensan que podemos poner el pie e impedir que cierren la puerta. Hay que dejarles espacio suficiente por si nos quiere cerrar la puerta.  Mostrar las manos, no esconderlas, no se piensen que llevamos un arma. Adecuar el tono de voz a la persona que nos abre. Y una vez que nos da permiso o que nos saluda con agrado, ya podemos dar un paso o dos al frente para darle las estampas y oraciones que llevamos. 

- Y que cuando lleguemos a la otra casa nos encontremos la puerta abierta y no haya que buscar la llave, y diga Dios: entra pa dentro… que te conozco….!!! – sigue el padre-..

“El primer destinatario de la misión es el mismo misionero”  a quien Dios viene a salvar. Porque Dios puede actuar en estas personas sin nosotros, para eso es Dios. Pero quiere servirse de ellos para nuestro propio bien, me decía tomando café en la estación de tren de Oviedo mientras esperábamos.  

Vamos a Asturias para atender una parte de las 14 parroquias que tiene D. José Luis en 4 concejos diferentes, en total suman 40 puntos de misa, porque hay capillas de aldeas que no son parroquias. Pero durante las cenas nos reuníamos en torno al párroco como los discípulos en torno a Jesús después de un día de predicación por esos caminos, para contar las anécdotas y señales de la acción de Dios, de su providencia generosa.

Junto a D. José Luis, nos ha atendido D. Diego, cura joven de unos 33 años, con fama de santo, y director espiritual del primero, con fama de santo, que nos servia la cena amablemente. También nos llevaba en el coche, algunos días, al pueblo donde teníamos que ir a la misión.  No nos pudimos despedir de él porque llegó el lunes a las 5 de la madrugada de una convivencia que tuvo con niños en León. Pero le dejamos una nota escrita como despedida.

Ese día de despedida desayunamos a  las 7, después de la eucaristía a las 6:30 de la mañana. 


La misión popular es un misterio de fe, dice el padre Muñoz porque uno llega y en breves minutos, Dios hace su labor en esa alma, entra y limpia la casa. Entonces les cambia la cara, sonríen, se emocionan, dan gracias a Dios por la visita, nos invitan (a veces) a quedarnos para tomar un café. Sólo nos quedamos en una ocasión en Ladines, en casa de Rubén, a tomar sidra echa por él, quizá porque el párroco nos habló de él con especial interés.  

Algunos que durante la visita están enfermos o postrados, sólo hablan con su mirada, les aumenta el brillo de los ojos, si nos pueden oír.



 Yo pienso que abrir la puerta de la casa al misionero, es una ocasión de abrir la puerta del corazón a Cristo. Se da un encuentro personal, en un momento toman posición ante el sacerdote, ante Cristo. Pero el padre Diego disculpa a los que nos rechazan de la siguiente manera:

-         Ese lo que quería era provocarme para boxear…pero es mentira lo que dice (ser ateo o agnóstico). Lo que hago es ponerme de su parte, no me enfrento, dice, así dijo uno: perdone pero no van a conseguir convencerme de nada porque soy agnóstico.



- Ah yo también soy agnóstico. ( responde el padre dándole la mano). Pero este señor se fue, no quiso hablar. Un rato más tarde nos ve por la calle y nos saludó cordialmente (Luego era mentira que era agnóstico, dice el padre, lo dijo para boxear, porque la gente cree que vamos a convencerlos de algo, de meterle el Evangelio a la fuerza) Vamos a ofrecer, no a imponer, se respeta en todo momento la libertad ajena.  Hay algunos que a pensar de haber sido perdonados en la penitencia, luego no quieren comulgar, se les respeta. 


Estas señoras tan acogedoras de Soto ya nos esperaban por la mañana para recibirnos, fueron avisadas por el párroco.

Varios nos han cerrado la puerta diciendo “no me interesa”, o “soy atea”. En esto cuenta el padre lo que respondió la misionera que le acompañaba: Le dijo una: “yo no creo en Dios”, y respondió ella: “pero Dios sí cree en ti y te quiere mucho”.

El ser humano está a la defensiva y da golpes con excusas como esta de decir que soy ateo, pero en el fondo no lo son, porque si dices que eres ateo ya estás confesando que hay Dios, aunque sea negativamente. Por eso no perdamos la esperanza ni demos por terminado ningún caso, Dios actúa misteriosamente y puede cambiar a esa persona. 

Todos los pueblecitos son del concejo de Sobrescopio, en el sureste de Asturias (viene de Super Scopium, quiere decir lo que hay sobre un valle que tiene forma de cuña).



- El campo es como un libro abierto que nos habla de Dios, dice el padre Diego Muñoz a la gente. El segundo libro es la Sagrada Escritura y el tercero es cada uno de nosotros. 


- Tenemos que quitar clichés (al hablar con una persona), es decir, rechazar mis esquemas previos y prejuicios sobre esta persona que me van a impedir escucharlo tal y como es.

- La persona es como una cebolla, tiene muchas capas, hay que ir quitando capas, porque si solo vemos la envoltura, nos quedamos en lo superficial.

Por tanto: A QUITAR CLICHÉS


  
- Los curas siempre nos perdonan, ¿perdono yo a los curas? Ellos también son humanos y tienen sus defectos, debo tener entrañas de misericordia con ellos, como las tiene Dios.

- El marido es un regalo para la esposa y la esposa para el marido, los hijos son un regalo para los padres y los padres son un regalo para los hijos, pero sacerdote es el regalo que hace Dios a la humanidad.

 El Pontífice es como el puente, que comunica un lado con el otro. El Sumo Pontífice nos comunica con Dios, roguemos por Benedicto XVI.

María es el puente entre Cristo Cabeza y su Iglesia.


-         ¿Creo en una pastoral eficacista, que solo se fija en los números, que es idealista, se deja llevar por las utopías del “cómo debería ser”…? Es una pastoral marxista, capitalista, consumista,  y demás ideologías, es Una pastoral de clichés, dice el padre Diego.

- Yo Creo en la propia pequeñez, en que somos imperfectos, acepto mis defectos, mis limitaciones y con esta pobreza trato de dar a conocer a Cristo encarnado, pobre y sencillo?



La flor de la Cruz de Jesús nos recordó por quien hacemos la Misión: arriba tiene como tres clavos y abajo las cinco llagas



Embalse de Rioseco

Nos fuimos a un lugar apartado a descansar, después de haber terminado la labor misional de esa mañana. Y en un papel parroquial de D. Diego leí la lectura del domingo próximo:

 “Aquel día, salió Jesús de casa y se sentó junto al lago. Y acudió a él tanta gente que tuvo que subirse a una barca; se sentó, y la gente se quedó de pie en la orilla. Les habló mucho rato en parábolas: Salió el sembrador a sembrar. Al sembrar, un poco cayó al borde del camino; vinieron los pájaros y se lo comieron… (Mt 13, 1-23)



Observatorio de aves del embalse del río Rioseco.



La labor del padre Diego Muñoz hablando a las personas que visita la califica él de sanadora, porque en un breve tiempo graba en su mente palabras positivas, y oraciones de petición de perdón, y salvación.

De refilón vimos a una señora que llegaba a su casa, avisé al padre y fuimos a por ella antes de que la perdiéramos. La señora muy atenta dijo que era hoy su 90 cumpleaños y le cantamos Cumpleaños feliz cogiéndola de las manos. Hasta se emocionó, porque dice que hacía mucho tiempo que no iba a misa y no confesaba


Capilla de Villamorey, de San Roque.

En Ladines, el primer dia, nos hablaron de un abuelito, Saturnino, de 92 años, que no estaba en casa, sino paseando por ahí. Entonces rezamos a Sta. Teresa Journay, patrona de los ancianos, para que lo encontremos. Pasó la mañana y no lo vimos, ya cuando nos dirigíamos a la última casa donde teníamos pensado ir,  nos lo encontramos, sentado, como esperándonos. Se quedó más “arreglao” que una finca, aunque oía poco. Pero el padre sacó su trompetilla, como dice, y hablaba fuerte y cerca del oído.



Ponen el maíz a secar en los balcones de las casas


 FLORECILLAS EUCARÍSTICAS: del P. Diego Muñoz.

 1.- Milagro, milagro cierto,
soberano y muy divino,
que en forma de pan y vino,
viene a nosotros encubierto.
(San Juan de Avila)


Iglesia de Rioseco


Interior Iglesia de Rioseco

2.- Quita Señor a mi amor,
Esa montaña de cuento,
Dame un amor verdadero,
Sin rebajas ni descuento.

3.- No quiero ser un cenicero, sin luz,
ni fuego, ni calor.
Quiero ser un brasero,
con luz, fuego y amor.

4.- Domingo sin misa,
Es un día sin sol,
La misa da al cristiano,
La alegría y el amor.

5.- Si te gusta mucho la misa,
Y a nadie pones la mesa,
Dile hoy a Jesucristo,
Lo mucho que esto te pesa.



6.- El que va a misa,
la ignorancia se le quita,
porque oye y aprende,
lo que el hombre necesita.

7.- Padre, Hijo y Espíritu Santo,
pulmón, riñón, corazón,
tan cerca y tan dentro,
y supera la razón.

8.- María  nos guía a todos
a la Santa Eucaristía,
que es fuente de amor
y de santa alegría.

9.-  Sólo “por mí, por mí”,
Señor, me hundo en un pozo;
“por ti, por siempre, Señor”,
estoy lleno de gozo.


Residencia de Ancianos “San Luis”, de Rioseco, donde estuvimos dando los sacramentos a unos 20 ancianos.


Cuando un hórreo es más grande y tiene 6 puntales, se le llama panera. Esta estaba adaptada interiormente como apartamento de turismo rural. El dueño nos llevó a verlo por dentro. En Anzó.


Piscifactoria de Comiyera.

Sólo había una joven al cargo, que vivía allí mismo con su marido. El padre Diego le dio la penitencia y la comunión


Son truchas. La mujer nos quería dar varias para la cena

  
En el pueblo y parroquia de D. José Luis Sánchez



Entramos a varias casas donde había enfermos en sillas de ruedas, otros en el sofá sin poder moverse, ya mayores, a todos se les dio la P,U y C (Penitencia, Unción y Comunión). Aquí está Enedina, madre de D. José Luis el párroco que nos llamó, con más de 90 años,  apenas habla, pero reza mucho durante el día, en ella está Cristo.



Después de comer D. José Luis nos llevó a la Capillita de Campiellos, sólo cabían dos bancos. Pero vinieron 20 personas a misa, a pesar de ser tan pequeño el pueblo.


Su interior





Campiellos



“La oración es el alma de la misión”,
dice el P. Diego Muñoz.
La misión la guía el Espíritu Santo con su luz, fuerza y amor.

El P. Tarín, misionero popular por unos 400 pueblos en España, a quien el padre Diego pedía cosas constantemente, ya que es el vicepostulador de su causa de beatificación. Repartíamos estampas y folletos de él.
“El hombre se encuentra a si mismo en la medida en que acepta la verdad y la justicia como esfera de la verdadera vida,
por más que esa apertura de la vida reciba siempre en la historia humana el carácter de martyria.
 La fe no busca el sufrimiento, pero sabe que la vida no llega a la integridad sin pasión, sino que se cierra ante la puerta de lo que sería su plenitud.
 Si la cumbre de la vida requiere pasión, eso quiere decir que la fe rechaza el intento de la “apatía”, del esquivar el sufrimiento, puesto que eso va contra la esencia del hombre. “

Joseph Ratzinger, de su libro Escatología, clases a sus alumnos de Ratisbona, Barcelona, 2007.

Anécdotas misioneras que son parábolas en acción:

1.- El P. Diego Muñoz se ponía a valorar el trabajo de los obreros que encontrábamos por el camino y si podía les ayudaba, así cogió el rastrillo y se puso a recoger hierba ayudando a varios que estaban empaquetándola, haciendo alpacas, con una máquina que las hacía automáticamente, pero había que echarle la hierba. Las mujeres también trabajan en el campo, cosechando y cuidando las pequeñas plantaciones de patatas, tomates, etc., en este caso amontonando la alpaca.

En otro caso también ayudó un poco a recoger hierba a una sordomuda y a su madre.

2.- Hubo un caso que nos impresionó: un joven de 41 años, semiparalítico, que caminaba apoyado en un andador y le costaba trabajo hablar, se emocionó al recibir los sacramentos. Bajo la sombra de un buen árbol estuvimos atendiéndolo. El padre hasta le dio su revistilla del padre Tarín que tiene su email y dirección para que le pueda escribir si quiere.

3.- En muchas ocasiones no muestran interés en recibir al padre, pero en cuanto lo escuchan un poco hablar van cambiando, y cuando les dejamos las estampas y oraciones, hasta nos abren su casa. La lección que saca el padre Diego Muñoz de esto es que no debemos desesperar y tener paciencia para aguantar el envite, el boxeo, esperar, Dios hace su obra mientras, y entonces se abre su corazón.

4.- Es muy simpático ver al padre Diego Muñoz saludar a turistas españoles de otras regiones, porque como ha estado por toda España en misiones durante 40 años, se conoce hasta las parroquias de cada lugar. Asi conocimos a varios matrimonios de Alicante, Orihuela, Murcia, Bilbao, etc., y el padre les contaba cosas de estos lugares.

Vino a misa un joven padre con dos hijos, es fisioterapeuta en Murcia, estudió en la UCAM.

5.- Esperando a misa, las señoras estaban sentadas en el poyete de la entrada, haciendo hora, sale el padre y va cogiendo una por una del brazo diciendo: “Ven acá conmigo que tengo un regalo pa ti…” Las demás se ríen y dentro de la iglesia la confiesa.

6.- Empezó a llover cuando teníamos que visitar un pueblo, rezamos al padre Tarín para que no llueva, dejó de llover, y justo cuando terminó la misa y ya volvíamos al campamento base para dormir, se puso a llover, como queriendo decir: ojo, que si no ha llovido ha sido por el Padre Tarín, que ha rogado a Dios que no llueva

miércoles, 13 de julio de 2011

Los misioneros esos desconocidos en el primer mundo


Entregan su vida a transmitir el mensaje de Cristo alrededor del mundo. Pero, su cometido no sólo es evangelizar, también educan a sociedades con graves deficiencias culturales, ayudan a los más necesitados y acompañan a los enfermos. Son los misioneros. Religiosos y laicos que abandonan las comodidades occidentales por una vida dedicada al prójimo. Como españoles, deberiamos estar orgullosos, son 25.000 misioneros españoles en el mundo.


La labor misionera es sólo un pequeña muestra de la titánica historia de la evangelización protagonizada por los misioneros que a lo largo de tantos siglos han puesto en marcha un desarrollo integral del hombre. (Sigue... pulse)
-------
Pueden seguir leyendo el artículo en el blog de la 
parroquia de San García Abad. PULSE

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *