sábado, 19 de enero de 2019

Evangelio del Domingo 20 de Enero de 2019

COMENTARIO AL TIEMPO ORDINARIO DEL AÑO LITÚRGICO 


        Con el Domingo siguiente al BAUTISMO DE JESÚS, acaba uno de los Tiempos principales de las celebraciones cristianas como es la Navidad de Jesús precedido del Adviento como preparación a la Navidad.

Ahora hasta llegar a la celebrac ión de la Pasión, muerte y Resurrección de Cristo, el Misterio Pascual que es el otro Tiempo litúrgico fuerte en lal Iglesia como centro del Evangelio, de la Buena Noticia del Mensaje cristiano de salvación precedido por el Tiempo de Cuaresma como preparación a la Pascua.

Mientras tanto la Liturgia de la Iglesia escoge lecturas de los evangelios en los Domingos donde hay hechos, acciones de Jesús en su predicación, de su enseñanzas unidos a los milagros que vienen a exponer por parte de los evangelistas el mensaje vital y salvador de Jesús.

De esta forma, las lecturas elegidas de los evangelios estarán centradas en aquellos episodios de Jesús enseña, señala, guía como "CAMINO, VERDAD Y VIDA", para el cristiano.

Así cuando comience la Cuaresma reiniciaré los comentarios a los evangelios del Domingo de nuevo a modo de esos "granitos de arena" que hice referencia en los primeros comentarios de los evangelios de los Domingos en recuerdo al humilde fray Antonio Murillo que así llamaba a sus reflexiones de fe y vida.

Hoy brevemente sí hago referencia a la lecura de este Domingo 20 de Enero donde la lectura del Evangelio esogida por la Liturgia de la Iglesia es la del Evangelio de Juan en su capítulo segundo: (Jn 2,1-11) LAS BODAS DE CANÁ.  Así expresa como la predicación de Jesús se INICIA, cn un Milagro, esto es la predicación de Jesús está unido a la ACCIÓN tambien. PREDICACIÓN-ACCIÓN.

Comentario lectura Jn 2,1-11



Por tanto en la lectura de este Domingo de forma catequética, el evangelista Juan nos quiere comunicar que los MILAGROS de Jesús la predicación de Jesús están unidos a su PREDICACIÓN y por tanto de las enseñanzas de Jesús.

El signo en las BODAS DE CANÁ de estos versículos del evangelio de Juan en su capítulo segundo, sin entrar ahora en las características concretas de los signos de "agua" y "vino" con los cuales el evangelista nos presenta el MILAGRO, para lo cual conviene realizar un comentario aparte de todos los MILAGROS DE JESÚS y de sus distintas características concretas en relación al evangelista y a las acciones concretas de Jesús, sí hacer referencia al hecho de que en los Milagros de Jesús como ACCIÓN unida a su PRDEDICACIÓN y por tanto a sus ENSEÑANZAS de VIDA. Así es que en los Milagros de Jesús se expone un CAMBIO, como en este caso el evangelista Juan de forma catequética refiere EL Milagro en las BODAS DE CANÁ, en el cual el evangelista sin entrar como digo en las caracteristicas propias de los signos representados aquí del "agua" y el "vino", hay un HECHO CENTRAL  LA ACCIÓN DE Jesús la cual va unida a sus enseñanzas y predicación hace CAMBIAR el MAL en BIEN y el Bien en MEJOR. La acción de Jesús produce en el ser humano un CAMBIO, UNA CONVERSIÓN desde  el  "CORAZÓN" del SER HUMANO.

Así la acción de Jesús unida a su predicación, sus MILAGROS, están haciendo PRESENTE el "Reino de Dios" , para lo cual Jesús se presenta desde el INICIO, DESDE EL COMIENZO DE SU PREDICACIÓNn y que tendrá en los evangelios su culmen en el ANUNCIO DE LA PASCUA DE RESURRECCIÓN.

Por eso sin entrar ahora en detalles de los signos del Milagro, centremos nuestra atención en una ENSEÑANZA como la que este caso el evangelista Juan quiere comunicarnos: PREDICACIÓN y  ACCIÓN van unidas en JESÚS.

El CAMBIO Y LA CONVERSIÓN del SER HUMANO van de la mano en Jesús. El MEJORAR, EL BIEN, EL AMOR hacen vislumbrar que el REINO DE DIOS está CERCA, que está llegando. De este modo el CREER están vinculado al TESTIMONIO, A SER TESTIGO DEL EVANGELIO. El ser TESTIGO de la VIDA NUEVA resucitada y resucitadora. Así podemos encontrar muchos ejemplos como en palabras de San Francisco de Asís EN SER INSTRUMENTOS DE PAZ Y BIEN. Y como nos enseña el Evangelio: "lo demás vendrá por añadidura".

Que este Tiempo del Tiempo Ordinario nos ayude a reflexionar con estas lecturas de los evangelios que nos invita a SEGUIR A JESÚS, con la PREDICACIÓN Y LA ACCIÓN.

Pedro García Pérez

sábado, 12 de enero de 2019

Evangelio del Domingo 13 de Enero de 2019


La liturgia de la Iglesia elige para la lectura del Domingo siguiente a la celebración de la Epifanía del Señor (una vez terminadas las lecturas sobre el nacimiento de Jesús), una lectura del Evangelio de Lucas que si bien no trata de la Navidad sin embargo ha estado muy relacionada con el Adviento por su vinculación por una parte con la PREPARACIÓN a la llegada de Jesús, y por otra con la presencia del Espíritu Santo, como es la lectura referente al BAUTISMO DE JESÚS por Juan Bautista. Con esta lectura del Bautismo del Señor, la liturgia de la Iglesia cierra el ciclo litúrgico relacionado con la Navidad como tránsito a un periodo ordinario hasta la llegada de otro de los tiempos litúrgicos fuertes de las celebraciones cristianas como es La Cuaresma y la Semana Santa sobre la Pasión, muerte y resurrección de Cristo que la fe cristiana proclama como fundamental del mensaje de salvación apostólico y por tanto de la Iglesia, cuyo tiempo litúrgico comenzará bien entrado el mes de Marzo.
Así pues nos encontramos con una lectura especial, una lectura también fundamental para entender el comienzo de la actividad pública de Jesús adulto mediante la cual lal liturgia de la Iglesia quiere de alguna manera conectar con el final de las celebraciones de la Navidad para poner liturgicamente hablando un punto y seguido a la acción del Espíritu Santo en todo lo relacionado con el nacimiento de Jesús, como Encarnación divina, y el comienzo de su predicación de Jesús adulto que arranca con el acontecimiento de la presencia del Espíritu Santo en su aparición pública con el Bautismo de Jesús en el río Jordan por Juan Bautista "Yo os bautizo con agua..... pero viene .... El os bautizará en Espíritu Santo y fuego".
Por otra parte señalar la gran importancia que dan todos los evangelistas a este hecho del Bautismo de Jesús, que si bien sin restar importancia ninguna a la celebración del nacimiento de Jesús hecho "sine qua nom" la Historia de la Salvación " no tiene punto y seguido, sin embargo si la Navidad de Jesús es narrada por dos evangelistas,  Mateo y Lucas, con los elementos catequéticos correspondientes ya comentados,  el hecho del Bautismo de Jesús por Juan Bautista es narrado por los cuatro evangelistas con algunas particularidades. Eso da consistencia e importancia al hecho desde la primitiva comunidad cristiana  y una certeza histórica al acontecimiento con sus correspondientes elementos catequéticos y recursos literarios teológicos como corresponden a las características catequéticas de los evangelios.

COMENTARIO EVANGELIO DEL DOMINGO BAUTISMO DE JESÚS (Lc 3,15-16. 21-22)
La liturgia de la Iglesia con estos cuatro versículos del evangelista Lucas sobre el Bautismo de Jesús, nos introduce en un acontecimiento histórico como es el bautismo de Jesús por Juan el Bautista. Este hecho no tendría la importancia que tiene para los evangelistas, si no fuera porque además de ser un hecho histórcio quieren dar a conocer como la predicación de Jesús es accionada por el Espíritu Santo y por ser un reconocimiento una conesión de fe, por parte de Juan Bautista de que Jesús es el Mesías, el Elegido por Dios el esperado por Israel durante tanto tiempo, es el cumplimiento de las promesas divinas del pueblo hebreo, es un reconocimiento público. El bautismo de Jesús no tendría la importancia que le dan los evangelistas si no fuera por eso, pues Juan bautizaba en el río Jordan a aquellos que se acercaban a recibirlo en pos de una conversión de sus pecados en el contexto de los Mandamientos de Dios en el judaísmo. El bautismo  de Jesús por parte de Juan es crucial para los evangelistas  pues los cuatro evangelios lo expresan como el acontecimeinto inmediato a la PREDICACIÓN PÚBLICA DE JESÚS, y es prácticamente el comienzo de los evangelios de Marcos y el de Juan aunque  el evangelio de Juan introduce unos primeros versículos teológicos-filosóficos sobre la Encarnación.
Este hecho señala la gran importancia que tenía la persona de Juan el Bautista en tiempos de Jesús como profeta que anunciaba con el bautismo que realizaba un cambio, una conversión y una forma de vida distinta. Sin entrar ahora si Juan era un rabino o sea un maestro de la Ley al estilo de los escribas y saduceos, o si pertenecía o no al grupo de los esenios, o si su autoridad como profeta o maestro entre el pueblo era de alguna manera por libre en el sentido de que no hubiera pasado por las escuelas rabínicas del judaísmo de su tiempo, pues Juan según los escritos del Nuevo Testamento tenía discípulos y por lo tanto quiere decir que así era reconocido entre el pueblo. El hecho de que los cuatro evangelistas traten el bautismo a Jesús, por parte de Juan indica la importancia que tenía Juan en su tiempo, como profeta e incluso para algunos podían preguntarse si era Juan el Mesías esperado por Israel. Por eso los cuatro evangelistas tratan el hecho histórico del bautismo de Jesús por Juan con elementos catequéticos de confesíón de fe en Jesús, de tal modo que no quepa duda a ninguna comunidad cristiana a las cuales se dirigen cada Evangelista, de  que Jesús es el Mesías esperado, que es Jesús ciertamente el cumplimiento de las `promesas divinas en el judaísmo, y esto como digo sin entrar ahora en la figura histórica de Juan el bautista, los evangelios van a tratar en el bautismo de Jesús por Juan un elemento histórico-teológico en forma de confesión de fe por parte del personaje de Juan quien aprovecha el hecho del signo del bautismo de Jesús para presentarlo como EL VERDADERO MESÍAS  "a quien no soy digno de desatarle las sandalias",  introduciendo recursos literarios que expresan la conciencia real del bautista de la acción divina sobre Jesús y su vinculación exclusiva con Dios mismo" del cual todo el Nuevo Testamento nos va a comunicar como anuncio del cumplimiento la salvación de Dios en la historia humana, "se abrieron los cielos", "bajó el Espíritu Santo sobre El", "vino una voz del cielo: Tú eres mi Hijo amado, en Ti me complazco".
Sin entrar ahora en cuales son  las características propias teológicas y exegéticas de cada una de estas palabras que el evangelista introduce para confesar el mesianismo de Jesús, sí cabe dejar constancia de que los evangelistas dejan claro que Juan el bautista no es el Mesías esperado un personaje reconocido en el pueblo como profeta y a quien tenían mucha consideración y  es el mismo quien anuncia a Jesús mismo como el verdadero Mesías: "El os bautizará con Espíritu Santo y fuego".
Independientemente de los elementos catequéticos introducidos por los evangelistas y en concreto por el evangelista Lucas en estos versículos Lc 3,15-16. 21-22 , el hecho del bautismo de Jesús por Juan quien tenía sus discípulos propios constituye el comienzo de lal actividad pública de Jesús, el punto previo para la elección de sus discípulos y por tanto de su predicación que va a dar lugar posteriormente al reconocimiento de su mesianismo y el cumplimiento real de la  acción divina redentora en su muerte y resurrección y la donación del Espíritu Santo, como van a expresar la Buena Notica de los evangelios y del Nuevo Testamento en general.
La importancia por tanto de este relato del bautismo de Jesús por Juan está en el hecho cierto de que es en el contexto histórico de su tiempo el reconocimiento apostólico de Jesús como el Mesías esperado que Dios mismo presenta y eso en el contexto histórico donde Juan era un personaje popular muy considerado, por lo que el presentar antes de la predicación de Jesús en los evangelios que Juan mismo lo bautiza y lo anuncia como "el que había de venir" y de la acción del Espíritu Santo en este acontecimiento, constituye un elemento catequético importante para las comunidades cristianas. Sin entrar ahora como digo sobre el origen de Juan el bautista, de su magisterio, de sus discipulos, o de la vinculación de Jesús con Juan.
Por tanto nos encontramos en estos versículos del evangelista Lucas al igual que los que nos encontramos en los de los otros tres evangelistas que nos hablan del bautismo de Jesús por Juan con sus peculiaridades, en los únicos datos que de forma literaria nos hablan de Juan el Bautista en su relación con Jesús, siendo por tanto datos que con sus características literarias teologícas son los únicos que tenemos dentro del siglo I, por lo cual con estos textos podemos afirmar que Juan el Bautista fue precursor de Jesús, y lo anunció como el verdadero Mesías esperado aun cuando en uno de los pasajes del evangelio de  estando Juan encarcelado por el rey Herodes mandó a preguntar a Jesús, por los signos que estaba realizando, "eres el que había de venir o debemos esperar a otro", aquí Juan quiere confirmar por el mismo Jesús, su mesianismo. No obstante esto no quita la realidd del bautismo de Jesús por Juan y el inicio mesiánico de Jesús, y a Juan bautista como el Precursor y anunciador de Jesús en su bautismo en el Jordán.
Solo tenemos unas breves referencias sobre Juan el Bautista en el siglo I no procedentes del cristianismo, de un historiador judeo-romano Flavio Josefo, que hace referencia a su profetismo y encarcelamiento por el rey Herodes.
Que los versículos del evangelista Lucas elegidos por la liturgia de la Iglesia sobre el bautismo de Jesús, que tambien presenta con sus peculiaridades los otros tres evangelistas, nos prepare para orar y reflexionar toda la predicación y enseñanza de Jesús que los evangelios nos presentarán antes del Misterio Pascual de su muerte y resurrección que es justamente el mensaje central de la Buena Noticia del anuncio de la primitiva comunidad apostólica como confesión postpascual bajo la acción del Espíritu Santo.

Pedro García Pérez

sábado, 5 de enero de 2019

Evangelio del Domingo 6 de Enero de 2019 "La epifanía del Señor"



La liturgia de la Iglesia durante todo este tiempo dedicado a la preparación de la celebración cristiana al nacimiento de Jesús (el Adviento) y al propio nacimiento del Niño Dios (la Navidad) ,  ha tenido y tiene en las lecturas escogidas para los evangelios a los dos evangelistas que narran especialmente acontecimientos en relación a este acontecimidento grande de la fe cristiana en Jesús, que de forma catequética lo van a expresar atendiendo precisamente a las características que las necesidades pastorales de las comunidades cristianas primigenias del siglo I  a las cuales se dirigen necesitan para el crecimiento de su fe en Jesús. Y justamente en este Domingo 6 de Enero es el evangelio de Mateo el escogido (evangelio que como ya en anteriores comentarios se señala que va dirigdo a comunidades cristianas de origen judío, que por lo tanto tienen un conocimiento del Antiguo Testamento y de las promesas proféticas en relación al Mesías que había de llegar, y es por lo cual el evangelista Mateo, suele hacer referencia a pasajes del Antiguo Testamento  que los relaciona con el cumplimiento de estas promesas proféticas en Jesús).

Tanto en el evangelio de Lucas como en el evangelio de Mateo ofrecen determinados acontecimientos del nacimiento de Jesús, que aún siendo solo estos dos evangelios  los que narran algunos de estos acontecimientos y algunos de estos hechos solo están en uno de los dos. Es el caso de los versículos del evangelio de este Domingo  referente a la ADORACIÓN DE LOS MAGOS DE ORIENTE  A JESÚS, que solo está en en evangelio de Mateo.
 Y es que tanto Lucas como Mateo van a recabar datos probablemente de origen oral en el entorno de la primitiva comunidad cristiana y que lo van a expresar de forma catequética en el contexto postpascual en los que fueron escritos los evangelios y por tanto con los recursos literarios adecuados con la función de transmitir la fe bajo la acción del Espíritu Santo. De tal forma que estamos ante narraciones donde la realidad de la fe en Jesús está asumida y creída, por lo tanto no podemos leerlas sin más desde una visión historicista o de una narración biográfica-histórica sin más.

Por tanto teniendo esto en cuenta, sin menoscabo de los hechos acaecidos en torno al nacimiento de Jesús y del acontecimiento grande que celebra el cristiano desde la fe, como es la inmensidad del Misterio de la Encarnación de Dios, de su irrupción en la historia humana de forma tan humilde como la de un recién nacido con toda la fragilidad y sencillez que ello significa realmente, para la realización de la salvación y la redención humana, como condición justa y necesaria por lo cual también  es solo desde el conocimiento en el Espíritu Santo cuando el creyente puede afirmarlo y darlo a conocer como Buena Noticia a la humanidad, que es precisamente lo que hacen los evangelios, y expresamente Mateo y Lucas cuando narran acontecimientos relativos al nacimiento de Jesús.


COMENTARIO AL EVANGELIO Mt 2,1-12

Los versículos del Evangelio de Mateo que nos presenta la liturgia de la Iglesia en los últimos días de celebración cristiana en relación al tiempo litúrgico de Navidad, son precisamente del evangelio de Mateo, anteriormente aludido en relación a las comunidades de origen judío a las que se dirige y por tanto con las características catequeticas y  literarias a la hora de transmitir el mensaje de fe y de los hechos acaecidos en torno al nacimiento de Jesús.
Sin entrar ahora en profundas reflexiones exegéticas en torno al origen de determinadas palabras de estos versículos de Mateo y su contexto cultural que darían pie a la escritura de más de un libro  que podemos encontrar en variada bibliográfica al respecto, sin embargo a modo de "granitos de arena" referidos en otros comentarios de otros Domingos, quisiera hacer referencia a los versículos de hoy donde Mateo narra la ADORACIÓN DE LOS MAGOS DE ORIENTE, relato que solo el evangelio de Mateo narra, y que teniendo en cuenta lo dicho en relación a estos evangelios.

Cuantos hechos sucederían en tiempos de Jesús e indudablemente en las primeros tiempos de Jesús niño de los cuales se hubieran sacado una enseñanza catequética para nuestra fe en Jesús. Algunos de estos hechos como los referidos a su nacimiento fueron escogidos y expresados catequéticamente y expresados singularmente para la comunidad cristiana a la que iban dirigidos como en este caso son los evangelios de Mateo y Lucas en relación a los tiempos del nacimiento de Jesús. Así es el caso de los versículos del evangelio de Mateo para este Domingo donde constata un hecho acaecido la ADORACIÓN DE LOS MAGOS DE ORIENTE.
A modo de comentario a estos versículos cabría señalar que Mateo habla de unos MAGOS, que en el contexto cultural de aquel tiempo tenían una connotación con SACERDOTES , SABIOS de oriente osea de origen no judíos, procedentes de otros pueblos y otras culturas.

Independientemente ahora de quienes eran exactamente o de cuántos eran o de su procedencia exacta porque el evangelista no los especifica tampoco sin embargo el evangelista Mateo los engloba con la información de que eran DE ORIENTE, con lo cual le va a servir a Mateo para expresar en estos versículos LA EPIFANÍA, la manifestación de Dios al MUNDO fuera del mundo judío, la Buena Noticia del nacimiento de Jesús, es la presentación de como Dios se hace presente en la humanidad a través de un Niño que nace en la humildad y en la fragilidad de un niño y los MAGOS DE ORIENTE van a ser motivo de ese reconocimiento a la humanidad y a todos los pueblos  "donde está el rey de los judíos que ha nacido" "hemos visto salir su estrella" "Venimos a adorarlo". Los MAGOS DE ORIENTE además traen ofrendas para el Niño Jesús, que el evangelista Mateo especifica: "ORO, INCIENSO Y MIRRA". Evidentemente el carácter del relato tiene una connotación catequética para las comunidades cristianas a las que se dirige, pues el reconocimiento de estos MAGOS DE ORIENTE, con sus regalos expresan una especial significación en el contexto de la cultura judía, como reconocimiento del Mesías esperado por el judaísmo, pues los regalos de oro, incienso y mirra representan unas categorías de SACERDOTE, PROFETA y REY que ofrecidos al Niño Jesús, connotan una confesión de fe.
Por tanto el evangelista Mateo presenta estos versículos con una intención catequética clara en dos aspectos fundamentales para la comunidad cristiana de origen judío a la que se dirige, donde se cumplen en Jesús con su nacimiento las promesas proféticas de la Sagrada Escritura como en esta cita que utiliza el evangelista aludiendo a la del profeta Miqueas 5,2: "Y tú Belén, tierra de Judá....de tí saldrá un jefe que pastoreará a mi pueblo Israel", donde se hace clara alusión al nacimiento del Mesías esperado proféticamente en Israel.

Al mismo tiempo los versículos del evangelista Mateo de la lectura del evangelio de este Domingo, tienen otra connotación clara con uno de los principales motivos de confrontación que va a tener Jesús posteriormente en su vida adulta en relación a la pregunta sobre ¿quien es Jesús?, y cual es el verdadero reino de Jesús. Y esto está latente, en la pregunta de los MAGOS DE ORIENTE "¿DONDE ESTÁ EL REY DE LOS JUDÍOS QUE HA NACIDO?"

Evidentemente delimitar aquí cuales son los elementos literarios propiamente catequéticos que introduce Mateo como confesión de fe en Jesús, y los elementos propiamente históricos del hecho de la adoración de los MAGOS DE ORIENTE a Jesús recien nacido "con María su madre". Este hecho que solo narra el evangelista Mateo, al igual que el evangelista Lucas narra de forma catequétca tambien otros en el contexto del nacimiento de Jesús que no aparecen en el Mateo, ni en ninguno más, porque como queda explicado, solo los evangelistas Mateo y Lucas narran acontecimientos relativos al nacimiento de Jesús, sin embargo todos ellos van a a complementarse en una misma labor evangelizadora y por tanto ANUNCIADORA DE LA BUENA NOTICIA DEL EVANGELIO que han sido realizados, no hay que olvidarse nunca, desde la experiencia y  fe postpascual  que brota de la presencia del Espíritu Santo.

Que con estos textos que ha venido eligiendo la liturgia de la Iglesia para celebrar el acontecimiento grande e inmenso del nacimiento del Niño Dios, con las lecturas de los evangelistas Mateo y Lucas,  y por tanto, reforzando nuestra fe cristiana de la acción divina y en la manifestación de Dios en Jesucristo como verdadero Dios y verdadero hombre base de toda la fe cristiana origninaria en Jesús, la de un Dios que nos ha salvado verdaderamente, que nos ha redimido en la muerte y resurrección de Cristo que nos ha donado el Espíritu Santo, y del cual su nacimiento, es condición "sine qua nom".
 Desde la lectura humilde del texto de hoy que nos presenta la liturgia con la adoración de los MAGOS DE ORIENTE a Jesús, nos sirva de reflexión de oración, de contemplación y dejándonos sorprender con estos versículos catequéticos del evangelista Mateo, adoremosle y seamos anunciadores en el mundo del Niño Jesús, del Niño Dios, pidamosle un CORAZON NUEVO como el de un niño,  para la conversión del corazón y que nos conmueva las necesidades del pobre y necesitado siendo así como San Francisco nos dijo en su oración INSTRUMENTOS PAZ Y BIEN Y AMOR.

Pedro García Pérez

viernes, 28 de diciembre de 2018

Evangelio del Domingo 30 de Diciembre de 2018

EVANGELIO DEL DOMINGO INFRAOCTAVA DE NAVIDAD DEL EVANGELIO DE LUCAS CAPÍTULO 2 VERSÍCUOS 41 AL 52 (Lc 2, 41-52). FIESTA DE LA SAGRADA FAMILIA.

Este primer Domingo despues del día de Navidad, la liturgia de la Iglesia elige para la lectura del Evangelio unos versículos de nuevo del Evangelio de Lucas para celebrar precisamente a la Familia de Jesús, como Sagrada Familia para enseñarnos a los cristianos que celebramos el gran acontecimiento de la Navidad, el nacimiento humilde de un Dios que se presenta desde la fragilidad de un recien nacido, el cual ahora justamente crece dentro de una familia, también humilde y desde las necesidades de cualquier familia que necesita trabajar y realizar los "deberes" que en su tiempo hacían muchas familas ir a Jerusalen por la fiesta de la Pascua. La familia de Jesús con María y José, aparece en estos versículos en unas circunstancias donde la GRACIA de Dios está presente en todo momento, La SAGRADA FAMILIA, sin dejar de relacionarse con la historia sencilla de una familia de su tiempo que sube a Jerusalen por Pascua, esta Pascua judía que conmemoraba como actualmente la salida del pueblo de Israel de Egipto y la Alianza Sinaítica realizada en tiempos de Moisés, que la vincula con la fe en Dios Unico y con los mandamientos que centraliza la Ley judía. Pues bien estos versículos del evangelio de Lucas nos presenta a la familia de Jesús, la SAGRADA FAMILIA, como un ejemplo en la que nos podemos fijar los cristianos, donde Dios centraliza su día a día, su quehacer diario no dejando de estar vinculado con la presencia del Espíritu Santo, y por tanto  estos versículos también son muestra de ello  en la vida de la familia y de Jesús también en su adolescencia por eso el evangelista especifica, cuando Jesús "cumplió doce años", mostrando así a Jesús en la mayoría de edad religiosa en Israel, Jesús continúa con esa labor dentro de la Historia de la Salvación bíblica, lleno de la GRACIA DE DIOS. Los versículos por tanto nos llevan como de la mano hacia la predicación publica de Jesús que señalarán todos los evangelios con su Bautismo por Juan. De este modo los textos de los Evangelios navideños no serán un punto y aparte en la HISTORIA DE SALVACIÓN, si no un punto y seguido que nos van a servir de preparación de alguna manera a los acontecimientos salvadores de la Redención de Cristo en su Misterio pascual de muerte y Resurrección, como hechos centrales del anuncio delos evangelios. LA NAVIDAD de Jesús y el Misterio Pascual de Cristo se enlazan en la fe cristiana como acontecimientos fundamentales y estos versículos del evangelista Lucas nos muestra ese desarrollo conntinuo de la presencia divina en la Sagrada Familia, en la vida histórica de Jesús, de María y de José como una continuidad  de los relatos de la Navidad.

Desde estas reflexiones los versículos de este Domingo de la Sagrada Familia, y a modo de "granitos de arena" como refería en los primeros comentarios a los evangelios dominicales, añado una reflexión breve en este texto del evangelio de Lucas, concretamentne haciendo alusión al Niño Jesús cuando el evangelista Lucas refiere que sus  padres lo  buscaban, tras la fiesta de la Pascua y ya se iban de vuelta pero no lo encuentran y por eso se volvieron para Jerusalen, hasta que "al tercer día" " lo hayaron en el templo entre los maestros ... haciéndoles preguntas.".
En este sentido, la lectura del Evangelio de Lucas utiliza esta expresión simbólica bíblica de "al rercer día" en este contexto del relato donde María y José buscan muy preocupados  y no encuentran al Niño Jesús tras la vuelta de la Pascua en Jerusalen. Un episodio que el evangelista aprovecha para expresar la presencia divina en el desarrollo histórico de la Sagrada Familia. "AL TERCER DÍA" , María y José encuentran al Niño Jesús, en el templo de Jerusalen, entre los maestros. Y un diálogo entre María y el Niño Jesús, ¿Porqué nos has tratado así?, le pregunta María, y Jesús responde "no sabíais que yo tenía que estar en las cosas de mi Padre".

Independientemente como pudo ser aquel hecho concreto en el que Jesús adolescente no aparece cuando María y José lo buscan iniciada la vuelta para Nazaret,  lo cierto es que Lucas lo expresa con una intención catequética sobre quien es Jesús, ya desde un principio y  con la expresión simbólica bíblica "al tercer día"  hace clara referencia al cumplimiento de la voluntad divina en el desarrollo histórico de Jesús de Nazaret hasta llegar al comienzo de su predicación pública como adulto precisamente con el Bautismo de Jesús tratado en otros comentarios del Adviento. "Al tercer día" lo encuentran en el templo. El número tres es un número símbólico bíblico que juntoa al número 7 , al número 10 y al 12 expresan algo completo, perfecto, integral. "al tercer día" , "tres veces" , son expresiones que nos podemos encontrar con cierta frecuencia tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento con ese sentido simbólico que lo representa. Así por ejemplo, en el Antiguo Testamento Dios daría sus mandamientos "al tercer día" (Ex 19,11),  o cuando el rey Salomón ofrece sacrificios y ofrendas de paz "tres veces" al año, o en el Nuevo Testamento cuando Pedro niega a Jesús "tres veces" antes de que cante el gallo (Lc 22,34), o Jesús resucita "al tercer día" (1ª Cor 15,4).

La intencionalidad catequética por tanto del evangelista es evidente en este relato propio del Nuevo Testamento donde se utilizan recursos literarios para dar testimonios de fe en Jesús. donde se mezclan los hechos históricos con la fe postpascual. Relato que solo aparece en el Evangelio de Lucas como ocurre en todos los relatos previos al Bauismo de Jesús donde solo el evangelio de Mateo contiene algunos de ellos.   Así, Lucas manifiesta la preencia de la GRACIA DE DIOS en el desarrollo de Jesús niño. Esta intencionalidad Q del evangelista incluídos los recursos literios simbólicos como expresiones de la fe en Jesús no tienen que ver nada con los llamados evangelios apócrifos donde en el siglo II y III aparecerán esritos haciendo referencias a la infancia de Jesús, sin base histórica y que la autoridad eclesiástica desde los primeros tiempos rechazaron como no auténticos de los cuales en los cuales no entramos ahora.

Los relatos de los Evangelios de Lucas y Mateo, previos al nacimiento de Jesús, el de su nacimiento, o como en en este relato de Lucas sobre su adolescencia tienen una inención catequética desde la experiencia postpascual apstólica y de la fuerza del Espíritu Santo. Desde aquí se pueden leer estos relatos recogidos por Lucas y Mateo muy probablemte de la tradición oral de la comunidad cristiana orignial primitiva y escritas catequéticamente por los dos evangelistas y donde algunos de relatos solo aparecen en uno de ellos.

Que al leer estos versículos del evangleio de Lucas , nos ayude a cada uno de nosotros a ser instrumentos de Paz, Alegría y Amor que la Sagrada Familia nos transmite, para todas nuestras familias. Que la escucha y la reflexión de estas citas del evangleio nos hagan actuar en nuestro entorno y en nuestras familias, a poner nuestras situaciones familiares en el ámbito de la Gracia de Dios, a pesar de nuestras diferencias, de nuestras meteduras de pata en el ámbito familiar, poniendonos en las "manos" de la Sagrada Familia que este Domingo nos presenta la Liturgia de la Iglesia como referente de amor y entrega a la voluntad de Dios, tomándola como referente sea cual sea nuestras situaciones familiares para que se puedan iluminar con la presencia del Espíritu Santo. Así pues Lucas nos presenta con este relato el ejemplo de la Sangrada Familia.

Pedro García Pérez

DONACIONES