sábado, 17 de noviembre de 2018

Evangelio del Domingo 18 de Noviembre de 2018


Siguiendo con los comentarios de los evangelios del Domingo correspondiente a la Liturgia de la Iglesia, a modo de "granitos de arena" en recuerdo de fray Antonio Murillo que así denominaba a sus breves y humildes reflexiones llenas de sabiduría y fe cristiana. Continua este Domingo la liturgia con el evangelio de Marcos en esta ocasión en su capítulo 13 y versículos 24 al 32.


COMENTARIO AL EVANGELIO DE Mc 13,24-32

Sin olvidar la comunidad cristiana a la que escribe Marcos osea, los cristianos de Roma del siglo I en un contexto de persecución , incluso de martirio. 

Estos versículos del 24 al 32 están en el contexto de una determinada enseñanza de Jesús. Antes de analizar de que tema se trata, habría que hacer referencia al carácter catequético que tienen los Evangelios y por lo tanto la estructura con la que el evangelista lo compone tienen ese sentido catequético. Y otro punto importante para adentrarse en estas enseñanzas evangélicas es que el Evangelio de Marcos como los demás están realizados todos a la luz de los acontecimientos postpascuales, es decir, son realizadas despues del hecho de la Resurrección de Jesús, osea, están escritos a la luz del Espíritu Santo, donde ya han tomado conciencia y comprendido muchas cosas de lo que Jesús les había dicho y enseñado.

La enseñanza catequética que nos presenta Marcos en este capítulo es el del fin de unos tiempos y el advenimiento de uno nuevo, como tambien se estructura en los otros dos evangelios que tienen la misma fuente de información que son los evangelios de Mateo y Lucas por eso a los tres se le llaman sinópticos.  Este fin de los tiempos y el advenimiento de uno nuevo están bien situados en el contexto del acontecimiento principal para lo cual todos los evangelios se fundamentan y cobran todo su sentido, como va a ser el Misterio Pascual de Cristo, su Pasión, Muerte y Resurrección.  Y es donde cobra su sentido todo los escritos del Evangelios como Buena Noticia.

Estos versículos del 24 al 32 hay que contextualizarlos, en primer lugar  en el tema que trata la enseñanza de Jesús a sus discìpulos (en forma de preguntas y respuestas mostrando esa cercanía con ellos), donde Jesús va a enseñarles que el paso a la nueva vida resucitada estará marcada por unos hechos anteriores dolorosos. Así previo a estos versículos va describiendo en formas metafóricas dichos acontecimientos como en este caso: "EL SOL SE OSCURECERÁ, LA LUNA NO ALUMBRARÁ, LAS ESTRELLAS SE CAERÁN, LAS FUERZAS DEL CIELO TEMBLARÁN...." . y entonces despues de todo ello vendrá el NUEVO TIEMPO, la victoria de Cristo resucitado manifestado a toda la tierra. Por eso encomienda a los discípulos a estar preparados en aviso. Y especialmente en la situación histórica de persecución en la que vive la comunidad cristiana a las que se dirige el evangelio y en concreto en el evangelio de Marcos a los cristianos de Roma es un aliento para ellos tambien. Texto enmarcado previo al capítulo 14 donde se anuncia la Pasion, Muerte y Resurección de Jesucristo, centro y fin de los evangelio.

Así los versículos del 24 al 32 nos hace tener esperanza de un nuevo tiempo victorioso a pesar de los dolores previos. Con la parábola de la higuera, simbolicamente nos está alentado a estar prevenidos estar atentos a estar preparados porque sucederá. 

Por eso podemos contextualizar esta parte del evangelio de Marcos a modo de "PARUSÍA" (LLEGADA) de preparación, de ADVIENTO, de llegada de estar listo, nosotros los cristianos a sabiendas de que tiempos nuevos han llegado ya con Jesucristo con su Espíritu Santo, de forma escatológica que se debe completar de una manera definitva para cada uno de nosotros y para toda la humanidad. 

En este sentido tambien puede servir este texto a modo de preparativo de ADVIENTO, de preparativo a la llegada del nacimiento de Cristo a la tierra a esa Pascua, primera, sin el cual no llegaría al centro y fin de los evangelios como es la Redención, la muerte y la resurrección, el Misterio Pascual de Cristo.

Pedro García Pérez 

DONACIONES